jueves, 22 de marzo de 2018

Reseña: Yuru Camp△.


Ya estamos cerca del final de marzo y eso significa que comienzan las reseñas por el fin de la temporada y específicamente en el caso de esta entrada del blog, toca iniciar con una de las series que de manera sorpresiva se gano mi atención y estima durante el primer trimestre de este año, siendo en gran medida uno de los ejemplos de por que no se debe subestimar a un show solo por tener una premisa simple o ser en apariencia un show adorable mas para la lista anual de series moe estrenadas. 


Adaptando el manga homónimo escrito por el mangaka Afro en la editorial Houbunsha y contando con un total de doce episodios transmitidos entre enero y marzo de este 2018, Yuru Camp△ o también llamado Laid-Back Camp es el más reciente proyecto animado del relativamente nuevo estudio C-Station (han participado desde 2009 como un estudio de apoyo para otros estudios mayores, pero desde 2012 decidieron dejar de ser sub-contratados para intentar sus propios proyectos, aunque estos no han sido particularmente destacables).  La serie contó con la dirección de Yoshiaki Kyōgoku, guión de Jin Tanaka y música de Akiyuki Tateyama.


Sinopsis: Rin Shima es una joven que disfruta en su tiempo libre de acampar por su cuenta a los pies del monte Fuji, disfrutando de la tranquilidad que le ofrece la soledad y la naturaleza. Sin embargo esto cambiara cuando por cosas del destino Rin se encuentre en una de sus acampadas con la torpe pero amigable Nadeshiko Kagamihara. Con quien luego de conversar por un tiempo descubrirá que quizás disfrutar de la naturaleza en compañía de alguien más no sea una mala idea.


La historia en si es bastante directa y simple, sin grandes mensajes ocultos o simbolismos extraños, ni nada por ese estilo. Es solo una simple pero efectiva historia sobre la amistad y el pasar tiempo con otros, con un añadido de consejos sobre como funciona acampar en Japón. Lo que hace especial a esta serie es que la ejecución de sus elementos clave como slice of life están llevados de una manera solida y efectiva, a la par de agradable. Logrando con todo esto hacer que el espectador promedio simpatice con las ideas y emociones que los personajes experimentan frente a una actividad al aire libre como lo es acampar.
Sin mayores pretensiones narrativas o un drama de telenovela, Yuru Camp es un ejemplo de esas series que no necesitan de mucho para ser disfrutadas y lo que la hace especial en mayor medida es que lo poco que tiene, lo hace con bastante mimo y cuidado. Esforzándose en hacer que animación y música sean una parte natural de la narración en este relato sobre amistad y pasatiempos.


El trabajo y cuidado técnico del estudio C-Station en este proyecto es bastante y detalladoincreíble cuando ves sus pocos animes anteriores (todavía no me creo que este anime este hecho por el estudio que animo el terrible pero olvidable Seikoku no Dragonar en 2014). Ya que pese a mantener un diseño de personajes bastante moe o adorable bastante fiel al manga, los dota de mucha expresividad y emoción dando vida a las diferentes escenas. 
Sin embargo no puedo olvidar mencionar los escenarios y fondos, ya que el show a tomado la licencia de basarse en escenarios reales y aunque el detallismo no es exactamente fotográfico, no esta para nada mal a la hora de crear vistas de la naturaleza bastante impresionantes y evocativas si es que tienes gusto por el explorar la naturaleza o el acampar.

Por su parte la banda sonora de Yuru Camp aunque no llega a ser la mas memorable que haya escuchado, esta dedicada a construir los dos puntos que mas resuenan tematicamente con la historia del anime. Me refiero con esto al optimismo juvenil y la atmósfera rural/natural que se encuentran presentes en el simple pero balanceado uso de instrumentos para construir las escenas y apoyar las emociones de dicho momento, pasando desde guitarras, flautas o un violín y mayormente instrumentos que podrían ser transportados junto a una persona sin mucho problema, por dar algunos ejemplos.
En lo que respecta a los tema de entrada y cierre del show, nos encontramos con el opening "SHINY DAYS" de la cantante Asaka quien crea un pegajoso y optimista tema que repleto de energía es una elección acorde para la serie, dando los ánimos para salir de aventura. El ending es por el contrario un relajante tema de la cantante Eri Sasaki titulado como "Furu Biyori", resultando en un tema agradable que nos recuerda estar cómodos y descansar luego de divertirnos.


Para ser una serie con una premisa mas que simple, logra con sus personajes y atmósfera entregar al espectador un show bastante relajado y amigable que logra sacar una que otra sonrisa. 
No es un anime para quien esta buscando emociones fuertes, acción desenfrenada o una historia profunda y meditativa, no obstante para quien solo busque distraerse durante un momento esta es una recomendación que les puedo ofrecer, ya que por mi parte la he disfrutado de principio a fin como uno de esos ejemplos de que ser simple no es igual a un mal anime.

P,D: un dato curioso es que la voz del narrador en esta serie quien suele dar los consejos sobre como acampar, es de Akio Otsuka. Quien es principalmente conocido por ser la voz de Solid Snake en japón.

2 comentarios:

  1. Llevo a la mitad de mi timeline de twitter fangirleando de esta serie desde hace semanas, y ahora veo el por qué. No creo que lo mire (dudo que me enganche), pero quizás algún día le de una oportunidad de calentar mi corazón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que mucha gente se canso de tantas series tratando de ser profundas y prefirieron lo simple.
      Igual no es un mal moe, pero no se si pase la prueba del tiempo.

      Eliminar