viernes, 16 de marzo de 2018

Reseña de manga: ReLife.


Durante mediados del pasado año 2016 una de las series que destaco curiosamente ReLife, una comedia romántica con interesantes ideas y una bastante simple ejecución que llamo la atención al liberar todos sus episodios simultáneamente. Desde esa fecha estuve interesado en escribir alguna cosa dedicada al web manga del que se baso dicho anime, sin embargo tuve que esperar un par de años a que por fin finalizara, para poder recordar que quería escribir y publicarle una reseña sobre esta lectura.

Comenzando con los datos técnicos. ReLife inicio su publicación como un web manga gracias a la editorial online NHN PlayArt y luego siendo recopilado en físico por Earth Star Entertainment, siendo escrita he ilustrada desde el 12 de octubre de 2013 hasta el 9 de marzo de 2018 por la mangaka Yayoiso. En sus 5 años de publicación llego a los 222 capítulos, repartidos en un total de 7 volúmenes, la adaptación animada de 13 episodios de 2016 (y este año se estrenan unos ovas adaptando el final de la serie, por lo que tengo entendido), he incluso una adaptación al formato de cine live action en 2017.

Si tengo que dar una sinopsis, seria la siguiente: Arata Kaizaki a sus 27 años pasa por unos momentos mas difíciles de su vida, siendo incapaz de encontrar un trabajo estable y sintiéndose como un completo inútil desde que sufrió cierto incidente. Sin embargo su vida dará un giro cuando se encuentre con Ryou Yoake un investigador del proyecto ReLife que le ofrece la oportunidad de participar en un experimento que podría cambiar su vida, ya que si acepta tomar un medicamento experimental podría volver a experimentar durante un año la vida como un joven de 17 años.

La idea principal que guía toda la historia de ReLife no es particularmente innovadora o llamativa, sin embargo es algo que para muchos adultos jóvenes fans del anime podría llegar a formar un vinculo con la narración. Ya que es un deseo bastante común el querer volver a intentar algo, intentando no cometer los mismos errores y mejorar así nuestra situación actual.

Por lo demás el experimento en esta historia viene a ser solo un recurso sin mayor importancia que mover un poco las cosas, bien podrías reemplazarlo con magia, aliens, un fantasma de las navidades pasadas o lo que sea y el resultado bien podría ser el mismo. Para esta historia lo que importa es el proceso de recuperación de aquellos que han decidido tomar parte del experimento y el como al socializar en un ambiente "menos" estresante los ayuda a recuperarse lenta, pero gradualmente de sus problemas.

De alguna manera me recuerda en un muy nivel básico a la idea tras Welcome To The NHK, sin embargo donde esta era mucho mas cruda, cinica y frontal con sus ideas, ReLife es algo mas orientado a ser una lectura liviana y optimista mucho mas centrada en su comedia romántica, la cual no termina de exprimir sus ideas centrales. No obstante ya que su intención es mas ligera no pienso quejarme mucho de este punto, aunque debo admitir que ocasionalmente como lectura ReLife puede tener momentos lentos tan pronto como decide ir por el melodrama de sus personajes secundarios.

Por su parte el arte de las ilustraciones de los paneles demuestran un progreso constante debido a los años de diferencia entre los primeros episodios y los últimos, no obstante se mantiene en un estándar de escenarios y personajes simples pero expresivos que sacrifican el uso de grandes detalles a cambio de el uso de color, variando entre un dibujo mas serio y otros mas "chibis" para uso comico. Sobre el uso de paneles, estamos frente a algo muy básico ya que debido al formato de web manga se  toma las cosas de una manera mas vertical lo cual no permite muchos juegos visuales.


En general aunque no es una maravilla o una obra que cambie vidas, simplemente me ha resultado una lectura agradable que pese a la básica ejecución y el ocasional ritmo lento en su narración me parece digna de recibir una oportunidad de lectura si no tienen nada más que hacer. Ya que de una manera simple y optimista logra llevar lo que normalmente resulta en melodrama adolescente barato a un estado mucho más fácil de hacer que el lector obtenga una sonrisa una vez llega al final.

2 comentarios:

  1. A mi el anime me gustó, es una serie agradable de ver, en la que los personajes van evolucionando poco a poco y resulta gracioso ver el contraste entre el protagonista y sus compañeros de clase por culpa del salto generacional.
    Algún día me lanzaré a leer el manga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El manga mantiene mucho del encanto del anime, aunque en ocasiones los arcos se hacían extensos pero ya que ahora esta finalizado no se le sumaran semanas de espera a la experiencia de lectura.

      Eliminar