viernes, 21 de julio de 2017

Reseña: Fairy Tail.


Que la entrada número 600 de mi blog sea una reseña del recién finalizado manga de Fairy Tail me tiene con sentimientos encontrados, debido a que sin este manga probablemente nunca hubiera empezado a escribir este blog por lo que es una obra a la que le tengo algo de cariño, pero con los años que han pasado desde eso, su calidad en la narración (que nunca fue muy alta) decayó bastante por muchas decisiones cuestionables tanto del autor como sus editores. Por lo que mi opinión final de este manga no es muy buena.

Escrito e ilustrado por el actualmente bastante conocido mangaka Hiro Mashima, Fairy tail es un manga del genero shonen que se mantuvo en publicación  durante 11 años, iniciando desde agosto del 2006 hasta julio de este año 2017.

Durante el año 2009 este manga ganó el 33rd Kodansha Manga Award dentro de la categoría del género shonen. También en su momento ganó el Japan Expo Awards en categoría para shonens., sin contar la gran cantidad de material asociado al nombre de Fairy tail, pasando desde temporadas animadas, mangas spin off de diferentes autores, noveles, figuras, videojuegos e incluso revistas dedicadas. Sin olvidar que es posible encontrar sus volúmenes traducidos tanto al ingles como al español.

Sinopsis: Fairy Tail cuenta la historia de un joven mago llamado Natsu en la búsqueda de su maestro y padre adoptivo Igneel que resulta ser un dragón. Por ello se unió a Fairy Tail, un gremio de magos que es famoso por los destrozos y daños que provocan en diversas ciudades mientras hacen sus trabajos. El mundo de Fairy Tail gira alrededor de los magos que realizan encargos a cambio de dinero, similar a un cazarecompensas. Natsu conoce a Lucy, una guapa muchacha cuyo sueño era ingresar a un gremio de magos, específicamente, a Fairy Tail, lo cual consigue gracias a la ayuda de Natsu. De ahí en adelante, la historia sigue los movimientos de esta pareja de magos los cuales se ven envueltos en un sin número de aventuras antes de conseguir la meta final de encontrar a Igneel.


Ya con la reseña de Rave Master había escrito que Mashima con su estilo algo tosco y cliché de narración, desarrollo de personajes y la construcción de mundos donde recurre a elementos más básicos del shonen lograba de alguna manera hilar los eventos de tal forma que resultaban frescos e interesantes, incluso logrando que estos puedan ser emotivos para el lector, esto último especialmente por que Mashima no dudaba en eliminar personajes tanto enemigos como aliados creando de esa manera tensión en el lector ya que si un personaje se sacrificaba este acto tiene algún peso.


Fairy tail inicia con esta misma idea pero de una manera mucho más pulida en comparación, logrando construir en su primera mitad un misterio interesante que equilibra humor con aventura junto a algunas casuales escenas de fanservice, sin embargo conforme se desarrolla esta típica historia de compañerismo y el poder de la magia de la amistad, entramos a un punto en donde las "muertes" no dejan de ser solo un cliffhanger barato (en una ocasión descaradamente no duró ni un capítulo el sacrificio de un personaje) y sin valor alguno hecho ya sea por Mashima o sus editores solo para alargar un poco más la obra, destruyendo de esa manera cualquier futura tensión o preocupación por los personajes. Como en el cuento de "pedro y el lobo" al mentir tanto con un recurso al final la gente pierde el interés y en el caso de una obra cuya mayor propuesta es entretener esto es un problema grave.


Mientras tanto los conflictos y misterios propuestos por la historia son resueltos de la manera mas ridicula y/o decepcionantemente posible (pasando normalmente por un power up de ultimo minuto, el clásico nakama power o incluso la evangelización del villano, sin olvidarnos por el descarado elemento de no responder y esperar que al lector se le olvide ese detalle por ejemplo toda la "trama" de los dioses de la magia) llevando a un constante "para esto llevo  X tiempo leyendo esto" que termina por hacer que la lectura sea abandonada por no encontrar algo que valga la pena.


El trabajo de Mashima en lo que se refiere al arte del manga a mejora indudablemente desde lo que hizo en Rave Master, logrando transmitir en muchos paneles mucha energía y emoción. Esto es lamentable porque aun con el buen nivel visual que ofrecía este manga, gran parte del mismo es fanservice. Un poco de esto estaría bien ocasionalmente, pero cuando te pasas desnudando a tus personajes y dejándolos en posiciones sugerentes en casi cada capítulo es un recurso descarado para asegurar algunas ventas.


Fairy Tail para mi fue durante su primera mitad una lectura entretenida que cumple bastante lo que ofrece con sus elementos de shonen, sin embargo pasado cierto punto durante el arco de los "juegos mágicos" comenzó a tener constantes declives y aun cuando en momentos puntuales volvió a brillar, no tardaba en volver a caer nuevamente al punto en donde perdía el interés. Por mi parte voy a pensar que durante el arco de "la isla tenrou" todos murieron por culpa de Acnologia y los arcos que siguen son ilusiones que vieron en sus últimos momentos, ya que eso me da más sentido que el final de "la aventura del gremio continua".

No me arrepiento de leerla pero no la recomendaría. Así que el darle una oportunidad o no, dependerá de cada persona.

24 comentarios:

  1. 11 años? en serio lo he seguido por 11 años? cuanto tiempo desperdiciado ;_;

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pense que eran menos, pero esto en verdad tiene mas de una década.

      Eliminar
  2. Que bueno que lo deje en el final de la prueba de magos, despues de que el Acne--- digo Acnologia los ataco a todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi hermano se leia el manga, y por lo poco que vi, parecia que cada arco despues era un copypaste del arco anterior.

      Eliminar
    2. Eran descarados y no hay que olvidar las constantes muertes falsas de cada arco.

      Eliminar
    3. Segun habia muerto el maestro Macarron--- digo Makarov, no?

      Eliminar
    4. Lo revivio el poder de la amistad.

      Eliminar
    5. A su vida. Crei que lo de Naruto era miedo a matar personajes, pero este se lleva el Razzie a eso.

      Eliminar
    6. Si literalmente hubieron muertes falsas que no duraron ni un capitulo del manga.

      Eliminar
    7. Eso le llamo un juego sucio. Al menos la serie ya acabo. Nota: me acorde lo de Lisanna... Fue... Extraño, pues al final no aporto nada su regreso.

      Eliminar
    8. A Lisanna la olvidaron como si ni siquiera existiera.

      Eliminar
    9. Fue como si Mashima dijese "aqui tienen a la chica muerta, ahora largo".

      Eliminar
    10. Ella fue revivida por que los editores lo obligaron en ese punto, luego de eso ya no mato a nadie.

      Eliminar
    11. Si, aunque la verdad se notaba que la introdujo a la fuerza.

      Eliminar
  3. Vamos, otro Bleach/Naruto/Reborn de la vida. Cada vez estoy más seguro que la Jump es la principal culpable de que tantas de su sobras acaben siendo clones genéricos con resoluciones fáciles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es cierto, la Jump al alargar las cosas y quitar ciertas libertades pensando en las ventas han arruinado varias cosas. Actualmente pienso que cualquier shonen que sea demasiado largo terminara por decepcionar.

      Eliminar
    2. No recuerdo de que revista es FT, pero el trato que reciben los shonen suele ser similar.

      Eliminar
  4. Yo empecé a ver el anime y lo dejé al décimo capítulo. Me pareció soso, sin carisma y casi hasta repelente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un shonen de manual, sigue un patrón muy conocido.

      Eliminar
  5. Once años, es impensable comenzar la lectura de una obra así, habría que practicarle una liposucción para dejar lo importante y quitar el 50 % de relleno que debe de tener. Saludos afectuosos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es como 90% relleno en realidad, no hay gran cosa que salvar.

      Eliminar