lunes, 21 de agosto de 2017

Reseña: Black★Rock Shooter.


Hace muchos años hubo un momento en que pensé que Mari Okada era una buena guionista y sus trabajos eran generalmente buenos, pero conforme seguía viendo los proyectos en donde estaba incluida una serie de detalles molestos en su estilo de escritura comenzaron a hacer que me cuestione si realmente era buena en lo que hacía. Black★Rock Shooter cuando salió fue una de estas primeras series que me hicieron cuestionar su trabajo de guionista, sin embargo hace unos pocos días atrás decidí volver a verla para descubrir si estaba tan mal escrita como la recordaba.


El inicio de la franquicia Black★Rock Shooter es curioso cuanto menos, iniciando como una simple ilustración del artista Huke (diseñó los personajes para la VN Steins;Gate) que fue compartida en Pixiv para luego llegar donde el productor musical Ryo quien junto a sus compañeros de Supercell trabajaron en un tema musical que funcionó como inspiración a un ova animado en 2010, el anime de 2012 del cual escribo ahora, un juego de PSP y dos mangas, cada uno con su propia versión de la historia.
La versión de 2012 fue una serie de 8 episodios producidos por el trabajo conjunto de los estudios Ordet y SANZIGEN. Contando con Mari Okada como principal guionista el anime fue dirigido por Shinobu Yoshioka, dirección de animación de Hiroyuki Imaishi para las escenas en CGI y la banda sonora fue dirigida por Hiromi Kikuta.


Sinopsis: Mato Kuroi conoce el primer día de clases de su instituto a una nueva alumna, Yomi Takanashi. Tras hacerse ambas mejores amigas, Yomi conoce a Yuu, la otra mejor amiga de Mato, y pronto siente unos fuertes celos que la hacen enloquecer. La historia entre Mato y Yomi discurre entre la vida real y un universo alterno en el que las malas emociones de los humanos se personifican como una especie de cyborgs que cargan con todas  las emociones negativas de dicho humano, y que por ello luchan entre sí con sus extrañas armas para soportar el dolor de sus correspondientes humanas.


La historia sobre los conflictos personales de un grupo de chicas visto de manera simbólica en un mundo de fantasía con superpoderes es una fórmula con potencial para ofrecer algo interesante o entretenido. Sin embargo el estilo de escritura de Mari Okada sufre de ciertos rasgos que no puede dejar de lado y que en esta obra resultan dolorosamente obvios para el espectador.
Por una parte tenemos un constante nivel de dramatismo exagerado buscando forzar respuestas emocionales en el público, pero si lo piensas resulta en que son escenas y personajes con rasgos demasiado exagerados como para ser naturales o creíbles.
 Además todo el "simbolismo" aunque se intente explicar de una manera coherente resulta ser muy obvio y está planteado de una manera confusa para parecer más profundo de lo que realmente es, llevando a que nazcan varios huecos argumentales considerables que solo empeoran al ver cómo afectan a los inestables personajes de la serie, resultando en poco mas que un espectaculo edgy para adolescentes que quieren sentirse especiales.


Sin embargo si obviamos los problemas que acarrea su escritura, hay algunos puntos fuertes en esta serie. Por una parte todo el "otro mundo" en donde suceden los combates entre las chicas está hecho con modelos en 3D y constante CGI, siendo esto realizado de una manera que logró generar su propio encanto, al punto de que fue una serie premiada por este trabajo técnico y de dirección. La animación más tradicional es usada para el mundo normal ya que no tiene nada que destacar particularmente, aunque algunos de los rostros de los personajes pueden resultar ridículos a momentos, especialmente cuando intentan demostrar que están mal emocional o mentalmente.

La música por su parte tiene el mismo manejo que la animación, en las escenas del mundo normal no hay nada que merezca especialmente atención. Sin embargo cuando se entra al otro mundo tenemos una variedad mucho mayor de melodías pasando de tonadas de instrumentos más clásicos como pianos, a otros tonos más modernos. El opening es "Black★Rock Shooter" del grupo supercell junto al uso del software de voz Hatsune Miku, mientras el ending es "Bokura no Ashiato" también del grupo supercell.


Luego de 5 años puedo ser un poco mas justo con la serie y decir que técnicamente es bastante aceptable y tiene en su dirección algunas cuantas ideas interesantes. No obstante los personajes son caricaturas de villanos con sus actos de celos y locura constantes, dando una pobre y forzada interpretación de lo que serian personas con esos problemas. No es algo que recomiende ver, pero quizás si alguien quiere tomarlo como comedia para ver los momentos ridículos, es entretenimiento equivalente a la comida rápida, se puede ver bien pero lo mejor es no pensar de que esta hecha y como la prepararon.

6 comentarios:

  1. Oh dios, recuerdo esta serie que vi y que al inicio senti decepcion, para terminar pensando que desperdicie 8 semanas de eso (la segui en emision). Mi pregunta es por que solo 8 episodios? Yamakan no tenia el presupuesto?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En parte fue por salir en el espacio NoitaminA el cual suele tener entre ocho y once episodios para sus series.

      Eliminar
    2. Aunque recuerdo que en noitaminA suele tener un poco mas de caps. Me extraño que un anime como este tendria menos caps. Lo malo tambien es que el diseño de personajes dejo que desear, especialmente Yomi y Dead Master, que fueron muy... Que?

      Eliminar
    3. Quizás no pudieron alargar más la historia para llegar a los 11 episodios.

      Eliminar
    4. Tambien, quizas sea por eso, pero si debo decir que prefiero el OVA a la porqueria con el sello de Okada... O como me gusta llamarle... Satanas.

      Eliminar
    5. El ova es un poco menos explicativo pero al menos la idea no esta repleta de melodrama.

      Eliminar