jueves, 24 de agosto de 2017

Primeras impresiones: It's My Life.


El hecho de que tengo debilidad ante las historias ligeras de fantasía con toques y elementos del género del slice of life es algo que no ocultó, por más sencillas que puedan parecer a simple vista. Por lo que en el caso del manga al que le dedico esta entrada, tenemos una usual historia sobre un hombre solitario que desea vivir en un tranquilo retiro debido a varias circunstancias, que verá su tranquilidad alterada por una pequeña niña que lo ayudará a encontrar la felicidad de estar con otras personas. Puede sonar bastante cliché y lo es, pero aprovechando su ambiente de historia fantástica logra construir interesantes momentos de comedia o desarrollo de personajes.


Escrito e ilustrado por Imomushi Narita, It's My Life comenzó a publicarse en diciembre del año 2015 en la revista Ura sunday y sigue publicándose. Perteneciendo al género de los slice of life este manga para la demografía shonen es una mezcla entre comedia y fantasía que destaca particularmente por la habilidad artística de Imomushi al usualmente agregar ilustraciones a color en algunos de sus capítulos, junto al detalle de que suele titular sus capítulos con nombres referentes a canciones de Rock, Hard Rock y Heavy Metal.

La sinopsis es la siguiente: Astra Ludger Doomsday es un ex-capitán de la guardia real que luego de haber trabajado y juntado suficiente dinero como para comprar su propia casa ha decidido vivir en retiro buscando paz y tranquilidad.
Todo hasta que la pequeña bruja elfa Noah (en realidad su raza se llama Anitkythiria, pero a fines prácticos son elfos) entra en su casa al chocar mientras montaba su escoba.
Las cosas se complican cuando ella confunde al enmascarado ex-capitán con el rey demonio que ella estaba buscando, llevando a algunos malentendidos que terminan en una situación donde Astra decide convivir con la pequeña Noah para protegerla, en una situación en donde ambos aprenderán el uno del otro sobre como seguir adelante superando los pasados que los han llevado a conocerse.

Como dije en un inicio de esta entrada, es una idea en general bastante simple y conocida. La historia del solitario que reconoce la felicidad de estar con otros al interactuar con un niño es básicamente un cliché a estas alturas. Sin embargo esta obra trabaja esta idea con bastante cuidado en sus detalles demostrando que el autor disfruta con lo que hace y se esfuerza en ello. Esta manga se aprovecha de pertenecer al género de la fantasía para agregar diversos sucesos y personajes que dotan de variedad al universo en el que la historia transcurre, creando un escenario mucho mayor a lo que podría parecer a simple vista dejando quee el cómo transcurrirá la historia a futuro no sea posible de predecir con exactitud.


It's My Life es un manga que me ha agradado bastante, sacando algunas sonrisas mientras lo leía y dejándome con bastante interés sobre cómo todo seguirá en su desarrollo. Por lo mismo no es algo que innove o sorprenda con sus giros, pero me resulta un manga fácil de recomendar a quien busque una lectura ligera y con carisma.

2 comentarios:

  1. Habrá que buscarlo, aunque solo sea para disfrutar del dibujo, que viendo las ilustraciones con las que has acompañado la reseña debe ser espectacular.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La ilustraciones con colores de agua son lo más espectacular del manga, pero el arte general es bastante bueno.

      Eliminar