martes, 29 de agosto de 2017

Reseña manga: Umineko no Naku Koro ni.


Ya ha pasado casi un año desde que la novela visual Umineko No Naku Koro Ni se volvió una de mis lecturas favoritas. Con su trágica, oscura y hasta surrealista narración que mezcla elementos de géneros tan opuestos como el misterio y la fantasía, obtiene un estilo y personalidad que la hacen bastante única y difícil de adaptar conservando la calidad de su contenido. Por eso mismo no había querido probar sus adaptaciones a otros formatos, el anime es digno de obligarme a fingir que no existe para no reseñarlo, sin embargo debo confesar que el manga me sorprendió gratamente al ser no solo una adaptación no sólo lo suficientemente fiel al material base, si no que ofrece nuevas ideas y puntos de vista a la obra.

Iniciando a publicarse durante el año 2008 y finalizando su adaptación en el año 2015, el manga de Umineko No Naku Koro Ni es una adaptación bastante completa de los sucesos de la novela visual escrita por el mismo Ryukishi07 contando con varios ilustradores para el aspecto artístico de cada uno de los episodios o arcos de la historia, estos artistas son Kei Natsumi (Legend, Banquet y Twilight of the Golden Witch), Jirō Suzuki (Turn), Sōichirō (Alliance), Akitaka (End), Hinase Momoyama (Dawn) y  Eita Mizuno (Requiem).

Para quien no haya leído la novela visual una breve sinopsis sería lo siguiente:

4 y 5 de Octubre de 1986. La adinerada familia Ushiromiya tiene su conferencia anual en la isla de Rokkenjima, propiedad privada de Kinzo Ushiromiya el líder de la familia. Sin embargo en el momento en que un tifón los deja aislados e incomunicados, una serie de extraños asesinatos comienzan a aparecer. Las dudas sobre quién puede ser el asesino y si esto tiene relación alguna con la antigua leyenda de la bruja Beatrice, comienzan a convertir a la isla de Rokkenjima y la tragedia que sucede en su interior en el escenario en donde un duelo entre la fantasía y la magia se enfrenta a la idea de que todos los sucesos pueden ser cometidos por humanos.


Aun cuando Ryukishi07 escribió tanto la novela visual como la historia para el manga, hay algunas diferencias notables de un formato a otro, manteniendo claramente los temas principales tras todo este enfrentamiento entre misterio y fantasía. Ya que lo que en un inicio parece ser solo un misterio del orden más clásico, que de pronto se transforma en una locura surrealista que puede interpretarse de más de una manera. Por una parte todo el aspecto metanarrativo que se le ofrecía al lector en la novela visual, en el manga se pierde bastante. No obstante gracias a esto y el hecho de que se resumen algunas cosas, el manga obtiene un ritmo mucho más ágil para llevar incluso los momentos más tediosos del original. Por otra parte esta versión de la tragedia de Rokkenjima decide contestar a la gran mayoría de los misterios y dudas presentes en la obra, los cuales eran dejados ambiguos esperando la interpretación y deducción de parte del lector en la novela visual, por esto mismo el manga incluye detalles que agregan bastante a la historia en general.


En lo que se refiere al arte del manga aunque el hecho de tener a diferentes artistas para los ocho diferentes episodios que componen la obra hace que a momentos el estilo cambie un poco, en general logra mantener un atmósfera acorde a la temática, aprovechando cada oportunidad que tienen para recrear las escenas más impactantes de la lectura en las viñetas, aunque esto no siempre les funciona. A Veces las ilustraciones son impactantes como en los asesinatos, pero en otros momentos se siente exagerado y hasta ridiculo el resultado en algunas expresiones faciales. Sin embargo aun con ese problema las ilustraciones son lo suficientemente expresivas a la hora de construir la atmósfera adecuada.


Si han leído y disfrutado de Umineko como novela visual, el manga es algo que no se arrepentirán de leer y agrega bastante al universo narrativo que la compone, al punto de que aun conociendo el desenlace de los sucesos varios aun me emocionaron. Si no han leído nada referente a Umineko y quieren acercarse a la franquicia y no se ven capaces de pasar las casi 100 horas de lectura de la novela visual, igualmente el manga es un buen medio para acercarse a esta historia, aunque se pierden de la grandiosa banda sonora que la acompaña y forma parte importante de la experiencia. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario