sábado, 8 de octubre de 2016

Reseña: Pesadillas.


Katsuhiro Otomo es un nombre bastante importante dentro no solo del mercado japones del manga/anime  sino que de la animación en general, siendo el autor del reconocido manga y sobretodo la película de Akira que fue uno de los mayores pilares de el aumento en la popularidad del manga/anime entre el publico occidental en esos años. Hago mención a Akira por que entre sus trabajos previos, Pesadillas es considerado como el primer acercamiento a las ideas que luego plasmaría en su obra mas aclamada.




Pesadillas (o Domu como se llamaría en japones, significando "sueños infantiles") fue original escrita he ilustrada por el dibujante de manga, guionista y director de anime Katsuhiro Otomo en el año 1980 (dos años antes de que se iniciara Akira), durante 1983 ganó el Nihon SF Premio Taisho, el equivalente japonés a la Concesión del Premio Nebula. Actualmente se puede encontrar en español como un solo tomo recopilatorio, o en una edición mas antigua que consta de tres partes.

La historia nos presenta uno de esos bloques de departamentos de concreto con pasillos eternos y un aura opresiva que suelen estar poblados de leyendas y rumores. Iniciando con un aparente suicidio la historia progresa tanto como los policías investigan que esto no puede ser casual cuando ya van 25 muertes entre "suicidios y casos misteriosos de desapariciones" al mismo tiempo que distintos habitantes de la edificación (especialmente algunos niños) comienzan a presenciar extraños sucesos.


Con un largo de poco mas de 200 paginas este mas que ser un relato policial o de misterio nos presenta de manera rápida las pistas sobre la naturaleza anormal e identidad del causante de todos los fenómenos, mientras la mayoría de los demás personajes solo pueden intentar descubrir las cosas antes de que sean la siguiente victima. Como deben sospechar debido a la mención sobre las similitudes que tiene con Akira, es que el misterio tras esta obra son usuarios de habilidades psíquicas y el enfrentamiento que sucede entre el asesino y quien decide detenerlo. La historia es mucho mas pequeña en escala en comparación a Akira, no obstante tiene los elementos de un guion que va tomando cada vez mas fuerza, un ambiente opresivo y algunas dosis de violencia visual, aunque todo esto aun sin madurar ya que el mayor problema en esta historia es que los personajes aunque fáciles de distinguir entre ellos, no reciben una mayor profundidad.


Por su parte el dibujo logra cumplir con su cometido ya que logra crear un ambiente opresivo en el edificio el cual junto a la expresividad de los personajes logra suplir la falta de profundidad de los mismos. Otomo aprovecha que el tema para la ambientación sean edificios de un estilo mas brutalista (surgió después de la segunda guerra mundial por la necesidad de reconstruir, trabajando con muchas figuras rectas de concreto y otros materiales en bruto sin decoraciones) para usar a su favor las múltiples lineas rectas para hacer sentir al lector encierro, al mismo tiempo que satura de elementos algunas paginas para forzar un cambio de ritmo para generar algo de agobio.


Al ser una lectura corta es bastante recomendable para comenzar a leer al autor, aunque se debe estar dispuesto a que el dibujo sea diferente a lo que actualmente se suele ver ya que es una obra con ya mas de 30 años de antigüedad. Por mi parte he disfrutado de su lectura de inicio a fin y pude ver algunas de las ideas que después brillaron en Akira.

4 comentarios:

  1. Me parece entretenido, pero lo veo bastante irrelevante al final. Una lectira agradable, pero que ni trasciende ni lo intenta. Existiendo Akira no veo motivos para recomendar esto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Solo es para pasar el rato en realidad y que necesita publicar algo.

      Eliminar
  2. Me suelen gustar las películas basadas en sus obras, pero nunca he leído un manga de su autoría, probablemente empiece por aquí.

    ResponderEliminar