viernes, 15 de marzo de 2019

Reseña: Yume Nikki - Dream Diary.


Durante los últimos años lo que alguna vez fue el oscuro y poco conocido nicho de los juegos creados mediante RPG Maker a logrado poco a poco llegar a marcar su presencia en el medio como algo mas que obras creadas por desarrolladores aficionados, llegando a que algunos títulos consiguieran diferentes adaptaciones ya sea en formatos como mangas, novelas ligeras, animes, live action, e incluso remakes o re-imaginaciones mas "profesionales" que intentan darlas a conocer a un publico mucho mas amplio. De entre estas adaptaciones Yume Nikki - Dream Diary es una de las que mas me  a interesado en el ultimo tiempo, debido a que el original me parece una de las experiencias mas intrigantes que he podido experimentar nunca. Sin embargo mi duda es si esta re-imaginación lograra capturar lo que le dio un seguimiento de culto a la original o solo sera un intento de hacer algo mas comercial con su nombre.


Inspirado en el surreal juego indie de exploración que salio en 2004 por parte de su autora Kikiyama, Yume Nikki - Dream Diary (lo cual se traduce literalmente como diario de los sueños - diario de los sueños, siendo muy redundante) es un juego producido por Kadokawa y el estudio Active Gaming Media, contando con la supervisión y consejo de la mismísima Kikiyama que salio para pc en febrero de 2018 para pc y en febrero de 2019 llego a la Nintendo Switch. Siguiendo la misma premisa del original al "explorar los extraños pero fascinantes sueños de nuestra protagonista Madotsuki, quien se niega a salir de su hogar", Dream Diary deja de lado la exploración de extensos mundos en 2D para centrarse en ofrecer un juego que mezcla puzzles con plataformas en ambientes 3D o 2.5D los cuales dan una mezcla en las posibilidades de movimiento en las diferentes áreas del juego donde buscas los objetos necesarios para avanzar junto a una serie de coleccionables que revisar en el homónimo diario de los sueños (siendo una recolección de arte conceptual tanto de los modelos para este juego, como algunos de los bocetos de Kikiyama).


Visualmente estamos hablando de un juego que se ve "mal", pero no me mal entiendan. No me refiero a que sea horrible o difícil de ver, sino que a estándares actuales este es un juego que usa un trabajo de polígonos poco pulido similar a algunos de los juegos de la primera PlayStation. Sospecho que esto fue un aspecto hecho apropósito de manera similar a como el original parece un juego de 16bits, para crear un sentido de paralelismo al mismo tiempo que demostrar el paso del tiempo entre ambos juegos. Ya una vez aceptado el aspecto "retro", normalmente el trabajo de luces y sombras, junto a la cámara y el diseño de los modelos de cada personaje suelen funcionar para ofrecer un agradable atmósfera al juego, aunque ciertas áreas que son la excepción pueden dar un dolor de cabeza pero son las mínimas.

Por otro lado el aspecto sonoro de Dream Diary es el donde no puedo tener queja alguna, con una mas que decente cantidad de los temas clásicos del original que han sido re-orquestados para sonar mucho mas ominosos o alegres según sea el caso, como por ejemplo el tema principal del juego o Pirori Village, solo por mencionar algunos. Pero no todos son temas conocidos ya que esta re-imaginación incluye temas originales que se logran mantener a la altura del resto, siendo Pink Sea uno que se roba la atención de quien este jugando al ser parte del mas atmosférico de los escenarios. Incluso el silencio es bastante apreciado para la banda sonora, ya que en mas de una ocasión solo el sonido de tus pasos y el ambiente te harán compañía sumergiéndote así en los sucesos.


Ya hablando mas de la historio o el juego en si, el original Yume Nikki de Kikiyama fue una experiencia bastante única, por mas pretencioso que ese termino suene. Ya que aprovechándose de las libertades y restricciones creativas del RPG Maker ofreció una confusa pero intrigante exploración no lineal del mundo de los sueños, aun si su gameplay e historia resultaba mínimo (por no decir bordeando lo inexistente) en comparación a las infinitas interpretaciones a lo que invitaba su surreal atmósfera. Por su parte Dream Diary aunque intenta capturar lo surreal que hizo al primero un titulo de culto, falla la mayor parte de su duración al perder la exploración y como esta permitía al jugador el meditar sobre lo que ve y experimenta. No digo que sea un mal juego, pero el problema es que se esfuerza demasiado en ser un juego y prefiere romper su ritmo de lo que hace al forzar gameplay o en los peores casos sacar jumpscare por que debe validar que tiene el tag de terror. Esto hace que Dream Diary sea probablemente mas fácil para que se acerque gente que no a jugado el original, pero no dejara satisfecho a todos los fan de Yume Nikki.


Tengo ciertas emociones mixtas sobre este juego, tiene momentos y elementos como "The Pink Sea" que me han gustado bastante por como capturan la esencia ambigua y onírica que caracteriza a Yume Nikki. Pero por otro lado entre los innumerables bugs de cuando salio que hicieron que olvidara la existencia de este juego durante meses y el que se sienta como una pobre copia de juegos populares como INSIDE hacen que sea algo poco memorable. Lo disfrute no obstante dudo recordarlo en el futuro, que en su intento de hacer el juego apto para la demografía mas grande posible pierde mucho de lo que lo hacia especial terminando en ser solo algo mas que en una lista.
Si quieren probar Yume Nikki, háganse el favor de jugar el original que esta gratis en Steam.

2 comentarios:

  1. No lo puedo creer, había olvidado totalmente la existencia de esto, había jugado a la versión original en la casa de mi primo hace más de 10 años, me siento muuuuuuuuuuy viejo en este momento...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te entiendo totalmente, todas las cosas con las que crecí ya están en la sección de viejitos.

      Eliminar