lunes, 5 de marzo de 2018

Reseña: Utsuro no Hako to Zero no Maria.


De entre toda la larga lista de series, películas, mangas y novelas ligeras que tengo en  pendientes, una de mis prioridades durante mis vacaciones fue aprovechar la oportunidad de leer la novela ligera Utsuro no Hako to Zero no Maria, de la cual pese a lo poco conocida que resulta, había leído muy buenas opiniones. Llamándola desde una lectura bastante única y profunda, a una obra madura y aun cuando en mi experiencia puedo decir que "madures" no es la mejor palabra para describir esta historia, si es cierto que me encontré con algo lo suficientemente diferente como para subvertir mis expectativas iniciales.


Ya entrando en el tema de esta entrada, Utsuro no Hako to Zero no Maria, también conocida por su nombre en la publicación al ingles de YenPress "The Empty Box and Zeroth Maria" o por la colegial abreviación de sus fans "HakoMari", es una novela ligera escrita por el novelista japones Eiji Mikage, mientras cuenta con el arte del ilustrador Tetsuo (también llamado 415). Publicándose mediante la editorial ASCII Media Works y luego Dengeki Bunko durante los años 2009 y 2015, HakoMari cuenta con un total de 7 volúmenes.


La mejor sinopsis que podría dar de HakoMari seria la siguiente: Aunque en el mundo todas las cosas parecen normales, existe un objeto capaz de conceder "literalmente" los mas profundos deseos en el corazón de las personas, este artefacto es conocido como una "caja" la cual un misterioso ser que se hace llamar "O" regala solo para ver como reaccionan las personas al usarla. En esta clase de escenario Hoshino Kazuki un joven aparentemente normal que disfruta de lo que el llama su vida cotidiana se vera envuelta en una sobrenatural espiral de misterios relacionados a estas "cajas" y la misteriosa nueva estudiante Otonashi Maria quien ha anunciado ser su rival, todo debido a que de alguna forma llamo la atención de "O".


Aunque mis primeras expectativas con esta lectura eran la de una historia en un ambiente escolar con ciertos aspectos de fantasía, fui sorprendido al ver que Eiji Mikage se aprovecha en HakoMari de la excusa argumental que resultan ser las "cajas" de los deseos para hilar una narración donde importa más explorar a sus personajes y sus mentalidades que los misterios en si, todo gracias al detalle que al cumplir el deseo también cumplen con las limitaciones y dudas que tiene el usuario permitiendo distorsiones.
Porque sin querer entrar al territorio de los spoilers puedo decir que muchos de los personajes aparentemente normales que aparecen a lo largo de los volúmenes de esta novela ligera, se ven afectados por las consecuencias de sus acciones recibiendo heridas tanto físicas como emocionales que no desaparecerán y que deberán aprender a cargar toda su vida, todo esto sin ser una experiencia edgy. Ya que uno de los temas centrales de HakoMari es el aceptar el pasado, nuestros sufrimientos y nuestros errores con tal de seguir adelante.
Sobre el aspecto de misterio en esta obra debo decir que aun con los aspectos fantásticos o sobrenaturales, no degenera a algo que no pueda resolverse con algo de lógica una vez se nos explican las reglas del misterio en turno. Quizás uno que otro desenlace bien podría resultar predecible por lo simple que es, para quien este acostumbrado al genero del misterio pero hay suficientes señuelos distractores como para mantener al lector dudando en su razonamiento e interesado en como proseguirá todo.


Por su parte las ilustraciones de Tetsuo aunque escasas logran representar a los personajes en algunas escenas interesantes y dar una idea de ellos para que luego el lector construya las escenas en su imaginación. No sera una maravilla de arte, pero es más que funcional.
Un dato curioso de HakoMari es que el autor Eiji Mikage trabajo con la banda Replicaletter para diseñar tanto un opening como un ending, aunque esta novela hasta la fecha no ha tenido ni el mas mínimo aviso de una adaptación animada. Estos temas son "Zero ni Todoke""Ryōkiteki na Eien".


No es una obra maestra ni nada del estilo y aunque intenta tocar varios temas sobre las emociones humanas no deja de tener una visión adolescente de lo que se propone (lo cual no es malo, viendo su publico objetivo). No obstante puedo comprender que tenga un estado casi de obra de culto en ciertos circulas debido a que es una montaña rusa de emociones, bastante alocada y a momentos terribles que termina de una manera simple pero ideal para dejar una buena impresión.
Aunque veo difícil que llegue eventualmente a estar dentro de las novelas ligeras mas populares, esta es una de esas lecturas que recomiendo ampliamente ya sea que lleven tiempo o este iniciando en este tipo de lecturas.

2 comentarios:

  1. Me gusto mucho esta novela igual no puedo compararla con otras porque no leí muchas novelas ligeras. Me atrapo la historia porque terminaba una historia y inmediatamente aparecía otro problema.Y si es verdad al principio había personajes aparentemente secundarios y después se involucraban mas en la trama,al final todos terminaban afectados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que diferencia bastante a esta novela ligera de otras es que al final no resetea todo para que sean felices, si no que deben enfrentarse a los resultados.

      Eliminar