miércoles, 31 de marzo de 2021

Reseña: Uma Musume Pretty Derby 2.

Durante la temporada de anime primavera 2018 una de las mayores sorpresas con las que me encontré, fue la simple pero efectiva historia de superación deportiva que fue Uma Musume. Lo que apareciendo a mediados de 2016 simplemente parecía un poco serio concepto de juego móviles que amalgamaba muchas ideas en un simple trailer logro dos años después demostrar honesto esfuerzo en lograr sus metas con un primer anime que presentara a sus personajes, logrando un moderado éxito. Tres años tras ese primer anime y con un juego móvil que recientemente inicio su servicio tras cinco años de espera, nos encontramos con una nueva temporada sobre estas carreras de chicas caballo y sus esfuerzos día a día, en una honesta demostración de que no piensan conformarse a entregar el mínimo en esta obra.

Basada en el concepto original de Cygames para su juego de móviles y pc que actualmente esta solo disponible en japonés, Uma Musume Pretty Derby 2 es una secuela a los eventos de la primera temporada de 13 episodios de esta mezcla de slice of life, deportes e incluso idols que a contado con ovas, cortos y mangas. no obstante la producción de esta serie por diversas razones no pudo caer nuevamente en manos del estudio P.A.Works por lo que paso como proyecto a su sub-estudio de apoyo, el estudio Kai. Aunque el estudio a cargo cambio, el equipo de producción en mayor medida si pudo volver para esta nueva historia contando nuevamente con la dirección de Kei Oikawa, los guiones de Masafumi Sugiura, diseño de personajes de parte de Tomoko Tsuji y Yousuke Kabashima, la música fue dirigida por Taro Iwashiro mientras su composición era por el grupo Utamaro Movement.

La sinopsis de esta secuela es la siguiente: Las Umas Musumes son una misteriosa existencia en el mundo, chicas nacidas con cola y orejas de caballo que sienten la innata necesidad de correr y competir con sus habilidades estando fuera del promedio de un humano. Siguiendo el camino de sus deseos muchas corren de manera competitiva, asistiendo a academias especiales donde entrenan para lograr cumplir sus sueños de llegar primeras a las metas que se proponen. Las protagonistas de esta temporada son las amigas y rivales, Tokai Teio y Mejiro McQueen. Ambas siendo fuertes corredoras que apuntan a grandes títulos desde pequeñas, se han prometido encontrarse en carreras grandes para poder decidir quien de las dos es la más rápida, no obstante sudor y lagrimas son parte de la vida de estas chicas que desean seguir dando un paso adelante por ver cumplidos sus sueños.

En papel el concepto de una raza de chicas caballos que viven para correr, ocasionalmente bailando y cantando, era algo que se podía ver con cinismo como un simple anime que iría por el camino simple de solo ofrecer fanservice y humor ligero. No obstante en su momento, la primera temporada sorprendió con una simple pero honesta serie deportiva en toda regla, centrándose en las usuales pero siempre bienvenidas morales de la amistad y el nunca rendirse ante la adversidad. Mientras la primera temporada giraba alrededor de Special Week y la recreación parcial de los eventos reales en la trayectoria competitiva de su contraparte en el mundo real, en esta ocasión se a elegido la historia de un par de caballos que alcanzaron la gloria por momentos pero su historial medico les jugo en contra en más de una ocasión para los roles protagónicos, aunque incluso los momentos más inofensivos pueden ser referencias a la historia ecuestre japonesa en toda una demostración de trivia sobre el tema. Con una mayor confianza en la historia que quieren contra nos encontramos con una historia de amistad y nunca rendirse que pese a tener su sentido del humor ligero, es mucho más dramática en el desarrollo de su concepto, con constantes momentos en donde Teio y McQueen son puestas a prueba por el destino, ya sea por esperanzas no cumplidas o lesiones en los momentos menos esperados. No existe mejor dramaturgo que la vida misma y esta temporada a seleccionado las historias más emocionales que pudo encontrar con el tema de lesiones que pueden llegar a ser irreversibles para llevar su drama sobre la pasión deportiva más allá de todas las expectativas de su publico, aunque no todo el reflector se lo llevan ellas, ya que paralelamente otras subtramas suceden reforzando los temas de la serie, convirtiendo incluso alivios cómicos en piezas integrales de los dramas y sus resoluciones.

Visualmente el cambio de P.A.Works a uno de sus estudios subsidiarios a causado una pequeña baja de calidad inicial en el espectaculo, pero mantiene una consistencia que hace que se ignoren los pequeños detalles para disfrutar del colorido espectaculo y las composiciones de escenas que agregan mucho peso emocional a la historia que están tratando de dar vida. En lo que respecta a las carreras de chicas caballo en si mismas nos encontramos con un uso de CGI algo camuflado que aunque funcional puede desentonar con las escenas dibujadas de manera más tradicional, pero este es un problema que la serie a heredado de su primera temporada y en cierta medida a aprendido a cubrirla con ángulos de cámara que simulen reales carreras hípicas. Sin embargo si hay un punto positivo del que se deba hablar de esta serie aparte de que no necesita mostrar fanservice alguno, este se encuentra en los pequeños detalles a la hora de construir su mundo, puede que quien no este atento no lo note, pero minucias como sillas especialmente diseñadas para ellas, carriles especiales en las calles para las chicas caballo y demás momentos donde diversos personajes hacen actividades o gags cómicos en el fondo dan vida a esta producción.

Ya escribiendo en lo que respecta a la banda sonora de la Uma Musume 2, nos encontramos con un trabajo bastante funcional que prefiere ser un apoyo en lugar de robarse las escenas. Mentiría si dijera que puedo recordar alguna melodía en particular para asociar a la serie que no sean sus temas principales, no obstante su mezcla de instrumentos de cuerda, fanfarreas y algo de elementos electrónicos hacen un trabajo eficiente a la hora de construir la atmosfera indicada para cada emoción que desean hacer sentir, desde el humor más ligero, las emocionantes carreras o la angustia de las derrotas. En lo que respecta a temas de entrada y cierre, la serie cuenta con el opening "Yume wo Kakeru!" interpretado por las seiyuus del team Spica, Azumi Waki, Marika Kouno, Machico, Ayaka Ohashi, Chise Kimura, Hitomi Ueda y Saori Oonishi. Por su parte en los endings nos encontramos con "Winning the soul" interpretado por Machiko la seiyuu de Teiou para dar un emocionante cierre al primer episodio, posteriormente el tema "Komorebi no Yell" tomo lugar como ending el resto de la serie, siendo un dulce dueto entre Machiko y Saori Oonishi quien da su voz a McQueen. Igualmente el séptimo episodio tuvo un tema de cierre especial en la canción "Sasayaka na Inori" que fue interpretada por Manaka Iwami la seiyuu de Rice Shower.

La segunda temporada de Uma Musume quizás no sea el anime de deportes perfecto, pero dentro de todo puede mantener la cabeza en alto con los mejores representantes del spokon, además de ser una perfecta secuela que lleva un paso más adelante los ideales de su primera parte aun si pasamos de una serie mayormente optimista a una que no teme volverse algo más real. Honestamente esta es una serie que merece algo más de interés del que se le podría dar al solo escuchar la sinopsis o su concepto, pero viendo el éxito tanto de esta temporada entre las personas que le dieron una oportunidad y como del juego recaudo mas de dos billones de yenes en menos de una semana veo que el futuro de las chicas caballos es brillante por el momento como para esperar a ver si anuncian alguna nueva secuela en algún futuro. Creo que queda claro a este punto, pero esta es una serie que recomiendo ampliamente si disfrutan de las series de deportes, que esta es una gran representación de lo que pueden ser.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario