viernes, 2 de abril de 2021

Reseña: Wonder Egg Priority.

Esta temporada que acaba fue una que conto con varios proyectos originales que con sus diversas visiones intentaron alcanzar la gloria de ser el mejor anime de entre toda su competencia, dando así en apariencia un fuerte inicio a este 2021. De entre todas estas peculiares obras, una que llamo la atención de la mayoría de la gente fue un proyecto en donde varios nombres relativamente conocidos por sus roles menores en el mundo del manga/anime decidieron apostar con un trabajo original en donde tomarían roles con muchas más responsabilidades a las que usualmente manejaban. Dando así pie a una obra de una producción ambiciosa como no se veía en mucho tiempo, aunque quizás demasiado ambiciosa para su propio bien o el de sus animadores...

Wonder Egg Priority o también conocido como WEP es una serie original producida por el estudio CloverWorks, contando con un total de 12 episodios transmitidos hasta el momento, planeando estrenar su treceavo y final episodio el 29 de junio de 2021 tras problemas a la hora de llevar la producción. Estamos ante una obra creada y escrita por Shinji Nojima un escritor y guionista de drama con décadas de experiencia en la industria de las series live action, contando con una fama como un autor que gusta explorar temas considerados tabús para la época por su critica social, tocando temas como suicidios, relaciones cuestionables e identidad LGBT. El director de la serie es Shin Wakabayashi quien debuta en el rol formalmente con esta serie, ya que en sus años de trayectoria normalmente era un asistente de dirección, el diseño de personajes pertenece al trabajo de Saki Takahashi a quien normalmente se le ve como animadora clave en diversos proyectos. El arte conceptual para la identidad de la serie es trabajo de Taracod, mientras la animación corrió principalmente a cargo de Keisuke Kobayashi, mientras Yūki Funao dirigía el arte. Sin olvidar que el DJ alternativo DE DE MOUSE y el compositor Mito (a quien quizás recuerden por la música de Flip Flappers o Yorimoi) trabajaron en la banda sonora de la obra.

La sinopsis para esta serie es la siguiente: Ohto Ai es una joven estudiante que a dejado de asistir a clases o expresarse abiertamente con su familia, tras el suicidio de su mejor y única amiga. Vagando sin rumbo durante la noche buscando aclarar sus ideas o simplemente distraerse en soledad, una extraña presencia comienza a guiarla a una maquina donde ella consigue un así llamado "Wonder Egg". Mas tarde esa noche al dormir, Ai se encuentra dentro del mundo de los sueños donde su huevo se transforma en una chica. La misteriosa voz que en un inicio la guio a los huevos le dice que si logra defender a esta chica hasta el amanecer, ella podría ganar la oportunidad de recuperar a su amiga. Bajo la posibilidad de ese milagro, Ai decide luchar para defender estos huevos. Encontrándose con compañeras en su camino y las misteriosas entidades que manejan el sistema de estos huevos, inicia una historia de miedos, traumas pasados y superación personal.

Wonder Egg Priority es una de esas historias donde mediante un escenario fantásticos sus protagonistas luchan por alcanzar una meta, mientras sus batallas reflejan sus conflictos internos mientras buscan respuestas a sus dudas. Perteneciendo a la clase de relatos en donde los detalles específicos de la historia y como funciona todo su mundo realmente no importan, pues el foco de la misma es el viaje de autodescubrimiento emocional que viven sus heroínas, nos encontramos con un drama que no duda en tocar temas que normalmente se teme explorar, me refiero a las razones alrededor del suicidio. Sin romantizar las cosas, ni dejarlas solo como simbolismos ambiguos por aparentar ser artístico, la historia de Nojima no duda en ser cruda o real con algunos de sus temas a la hora de enfrentar en un mundo onírico a estas chicas y su deber de proteger las almas desafortunadas que tomaron la muerte como opción siendo ahora perseguidas por las manifestaciones de sus tragedias o miedos personales. En general tiene el potencial de ser una obra potente emocionalmente y en sus mejores momento lo es, aun cuando sus temas son sensibles y pueden ser un golpe al estomago para algunas personas. Probablemente se pregunten ¿si la serie tiene el potencial para ser grande, donde es que falla? y la respuesta es sorprendentemente simple, la escala. Siendo WEP una producción ambiciosa con ganas de marcar su nombre en la memoria de sus espectadores y la industria, sus animadores decidieron colocar todas las ideas que tenían en la mesa, iniciando con un slice of life de corte dramático con dosis de realismo mágico para hablar de conflictos internos, pseudo chicas mágicas luchando contra traumas en el mundo de los sueños, sospechosas figuras ambiguas que ofrecen un posible trato faustiano, mascotas mágicas que protegen a quienes ven como sus madres, ciencia ficción en la forma de experimentos genéticos, investigaciones sobre la linea entre la vida y la muerte, o la creación accidental de una singularidad tecnológica y... creo que se hacen ya una idea de lo sobrecargada que puede sentirse en solo 12 episodios, o menos que uno es una recapitulación. Aunque esperare estos meses a ver como cierran todos los hilos argumentales que la serie tiene, honestamente creo que centrarse mas en una o dos de sus ideas le habría dado un mejor resultado. Que como escribí antes esta no es una obra que necesite explicar cada detalle de lo que hace, si no que al enfocarse en el peso emocional da lo mejor de si. Pero al final con su ambición por destacar intenta dar tantos detalles, que distrae del foco mismo.

En lo que respecta al aspecto técnico de WEP, estamos ante una obra que en sus mejores momentos rivaliza con producciones que uno usualmente espera ver en trabajos animados directos al cine. No obstante la ambición para mantener ese estándar durante toda la serie se pago en sudor, lagrimas y sangre, no exagero mucho, con rumores de animadores que salieron del estudio en ambulancia a causa del excesivo trabajo solo para volver horas después a terminar con su proyecto de pasión. El resultado de las poco sanas practicas de la industria del anime en general a lo que se refiere a sus tiempos para producir una obra y un estudio CloverWorks que trato de hacer tres proyectos simultáneos en donde cada uno de ellos termino sufriendo de algún problema, fue milagrosamente solido de principio a fin, aunque se tuvo que recurrir a una recapitulación no planeada y contratar artistas de Twitter como refuerzos para tener todo apenas a tiempo. La serie es colorida y repleta de personalidad, cambiando de estilo según sea el tono del momento al punto de donde diferentes escenas puedan parecer pertenecer a series totalmente diferentes con usuales derroches de animación coronando los episodios ya sea con su composición, movimientos o uso de luces, resultando en todo un espectaculo visual.

En lo que respecta a la música de la serie, no encontramos con la parte más sutil pero efectiva de Wonder Egg Priority. Esta es una serie que conoce el peso de lo que quiere contar pese a en ocasiones ser bastante crudo al revelarlo, midiendo con cuidado sus silencios y melodías para no distraer del resto del espectaculo. La mezcla entre la emocionalidad de compositor Mito y el misticismo en la mezcla de ritmos y géneros del DJ DE DE MOUSE da por resultado una selección de piezas que dan vida a este espectaculo único. Desde el optimista sentimiento de Brand-new world, piezas mágicas como Feric Forest o incluso el animado Friendship son ejemplos de lo que la banda sonora de WEP puede hacer para construir el estado de animo adecuado a lo que el espectaculo visual quiere ofrecer. Hablando de los temas de entrada y cierre de esta serie iniciamos con el opening "Sudachi no Uta", la cual resulta ser una usual canción cantada en graduaciones escolares que en diferentes medios se usa para representar el fin de un periodo en la vida de alguien, similarmente al más conocido Tsubasa wo Kudasai. Mientras tanto el ending es el optimista y ocasionalmente disonante con el tono en que acabo el episodio, "Life is Cider". Ambos temas fueron interpretados por las seiyus que dan sus voces a las protagonistas, formando así la unidad Anemoneria.

Aunque de momento me niego a dar un veredicto definitivo debido a que esta inconclusa y lo seguirá por unos meses más, tengo que decir que entre la producción que demostró todo los problemas que la industria del anime a creado durante décadas y sus problemas por intentar ser una obra enorme, nos encontramos con una serie que como mínimo merece algo de atención. Sera imperfecta, pero no existe serie perfecta en existencia y los puntos buenos de esta serie son dignos de mención, aunque todo queda en el aire que esto no concluirá hasta que acabe, por lo que consideren esta entrada una primera parte que en unos meses más continuare explorando mi interpretación de lo que intento ofrecer, que fracase o triunfe con ese episodio final que nos debe, Wonder Egg Priority es una serie que merece ser comentada.

2 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo con respecto a que pecó de ambiciosa. Para mi la serie estuvo bien pero me la pasé pensando que le faltaba algo y puede que sea la profundización en varios de sus temas. Creo que le habrían sentado bien 16 episodios. (Aunque a ese ritmo primero mueren los animadores).

    Hubo escenas con bastante carga dramática que se sintieron apresuradas y que podrían haber sido mejores si nos daban el tiempo de asimilar las emociones de las protaganistas y las acciones que tomaban debido a ellas.

    En general una buena serie y esperemos que tenga un buen cierre. Para mi un sólido 7/10 (Y puede que suba por el final)

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Esta es una serie que demuestra varias tragedias de la industria, desde el trabajo excesivo a como ya no hay muchas series originales de 20 episodios. Pero bajo todo, no deja de ser una demostración de talentos y buenas ideas, solo que son muchas ideas...

      Borrar