domingo, 31 de marzo de 2019

Reseña: Kaguya-sama: Love is War.


Me a tomado algunos años superar mi hastió al genero del romance en los medios de entretenimiento debido a que no soy un gran fan de la clase de drama que tocan o algunos de sus clichés, sin embargo irónicamente siempre he tenido debilidad por las comedias románticas por mas repetitivas que la mayoría de estas puedan llegar a ser. Sin embargo cada tanto aparecen joyas que justifican con sus originales ejecuciones el que siga consumiendo este tipo de historias y la reciente adaptación animada a uno de mis mangas favoritos a logrado sostenerse por méritos propios como una de las mejores sorpresas entre los animes de la temporada invierno 2019.


Siendo posible llamarla como Kaguya-sama wa Kokurasetai: Tensai-tachi no Renai Zunousen, Kaguya Wants to be Confessed To: The Geniuses' War of Love and Brains o simplemente como Kaguya-sama: Love is War, esta comedia romántica de 12 episodios que se transmitió entre enero y marzo de 2019 resulto en una de las mayores sorpresas positivas que a presentado el estudio A-1 Pictures en tiempos recientes. Basándose en el popular manga homónimo escrito e ilustrado por el mangaka Aka Akasaka (el cual espera un live action en el futuro cercano), estamos ante una serie dirigida por Mamoru Hatakeyama contando con los guiones de Yasuhiro Nakanishi. Al mismo tiempo que Yuuko Yahiro provee el diseño de personajes, mientras tanto Jin Aketagawa dirigue el sonido en el anime junto a Kei Haneoka en la composición musical.


La sinopsis de esta serie es la siguiente: La Academia Shuchi'in es una de las escuelas más prestigiosas de todo Japón, a la que asisten en su mayoría solo los hijos de las familias más ricas e influyentes de la nación. Nuestros protagonistas son los miembros mas importantes del consejo estudiantil de esta escuela. La vicepresidenta, Kaguya Shinomiya, proveniente de una familia que posee una de las compañías más grandes de Japón, dominando múltiples talentos artísticos e intelectuales. Junto a el presidente, Miyuki Shirogane, aunque de nacimiento común, logro posicionarse como un genio adolescente con uno de los grados más altos del país. En el tiempo que estos dos jóvenes han pasado juntos, lentamente han caído enamorados por el otro pero por sus orgullos son incapaces de ser quien da el paso de comenzar una relación. De esta manera ambos inician sus "juegos mentales" para conseguir que el otro sea quien confiese sus sentimientos.


Para disfrutar de esta comedia romántica hay que dejar en claro una cosa, por mas que la premisa nos prometa constantes juegos mentales y hay quien pueda esperar algún mensaje mas serio sobre lo que es el romance. En realidad estamos ante una serie cuya principal idea es que "los enamorados no son mas que adorables idiotas" lo cual con un increíble sentido de la exageración permite que incluso las mas comunes y clichés de la situaciones se sientan frescas e ingeniosas debido a como se complican a si mismos sus avances debidos a sus orgullos e inseguridades.
Con lo que en apariencia parece una formula episodica que no avanza mucho en lo que se refiere a los personajes y sus relaciones por preferirse centrarse simplemente en sus gag humorísticos, en realidad la serie inteligentemente va hilando la historia entre medio de su humor para cuando sea el momento de dar una escena reconfortante o dramática esta no se vea salida de ningún lugar sino que se sienta parte natural de este curso de eventos. Con una sutileza que puede hacer que muchos pequeños detalles pasen desapercibidos para quien no preste atención estamos ante una serie que se divierte jugando con los tropos usuales del medio pero al mismo tiempo demuestra amor por lo que pueden lograr cuando son bien implementados, tratando siempre de mantener un equilibrio en sus elementos.


Ya hablando un poco mas del lado técnico, el trabajo visual de A-1 Pictures a puesto en la serie pese a no contar con recursos fuera de lo común para competir con el resto de los show de la temporada logro tomar uno de los puestos mas altos solo por su dirección estética que se aprovechaba al máximo de sus limitaciones. De la manera mas literal el estudio a canalizado a su Shaft interior al darle la dirección a Mamoru Hatakeyama, quien aunque es mas conocido en la actualidad por su aclamado trabajo como el director de Rakugo Shinjuu también fue el responsable de los storyboard de series como Hidamari Sketch, Madoka Magica y Arakawa Under the Bridge, con tal de ofrecer un espectaculo que pueda ser teatralmente cómico o enternecedor de una manera natural. En estamos ante una adaptación general bastante fiel al material original pero que no duda en expandir las escenas con pequeños detalles que hagan uso del movimiento, color y sonido del formato animado para ofrecer una solida experiencia que entre su uso de escenas con técnicas para conseguir el efecto de kagenashi (literalmente significa sin sombra), posiciones de cámara e ingeniosas transiciones llega a ser de lo mas memorable en lo que va del año.


Por su parte la banda sonora aunque no es tan llamativa en un inicio como la increíble dirección visual, no deja de ser un elemento esencial del disfrute de esta serie. Con una variada cantidad de temas de fondo para construir la atmósfera de cada situación la serie se permite usar desde las melosas melodías románticas a temas que no desentonarían en una historia de acción, he incluso hay momentos en donde la banda sonora piensa que pertenece al genero del horror, todo esto jugando a favor del humor y encanto de toda la experiencia. Algo digno de mención aunque no suelo hablar mucho por que no me considero alguien que sepa mucho del tema, es el increíble trabajo que los seiyuu han puesto a la hora de dar vida a sus personajes, especialmente Aoi Koga quien siendo relativamente nueva en la industria a demostrado una gran cantidad de talento y pasión en su trabajo como la voz de Kaguya, dándome mucho interés en como seguirá su carrera.
Ya hablando de los temas de entrada y cierre del anime, la serie destaco con el opening "Love Dramatic feat. Rikka Ihara" del cantante japones Masayuki Suzuki el cual demostrando su titulo del "rey japones de las canciones de amor" nos aleja del usual j-pop cantado por las seiyuus de turno que abunda en las romcom para en su lugar darnos un pegajoso y funky tema romántico muy difícil de olvidar. Mientras tanto los ending fueron el tranquilo y emotivo "Sentimental Crisis" de la cantante halca el cual recordaba perfectamente el tono romántico de esta comedia, sin olvidar el pegajoso Chikatto chika chikattsu que se convirtió en uno de los memes de la temporada.


Ya sean o no fanáticos de las comedias románticas, Kaguya sama (se ha omitido el resto del titulo) tanto como anime o manga me parecen una buena forma de acercarse a esta clase de historias al mezclar elementos recurrentes de una manera bastante divertida, ligera pero bastante emotiva cuando tiene que serlo. Pero refiriéndome al anime en si, debo decir que se defiende por si misma con un trabajo repleto de pasión que aun cuando no es una maravilla técnica, hace todo para demostrar el que tiene su propia identidad con la que destacar del resto de animes en lo que va del año. Esta es una de las series que recomiendo encarecidamente el que le den una oportunidad para ver si es de sus gustos, por que es una de las experiencias mas divertidas y solidas que a dado este año, dejando así una vara alta que superar a cualquier próximas romcom que quiera competir por la corona de este año.

8 comentarios:

  1. Ese momento en el que te das cuenta de que ya poco puedes decir en la bandeja de comentarios porque ya has hablado con el redactor al detalle sobre la serie tanto en manga como en anime ;_;

    Pd: Miyuki Shirogane Best Hijo de DIO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es uno de los resultados de spamearme en Discord. Pero esta es una serie que vale totalmente la pena.

      Eliminar
  2. Me daba mucho miedo que tal vez sea una mala adaptación y por eso no la miré, gracias por tanto y perdón por tan poco!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para todos los miedos que tenia por ser del estudio A1, realmente sorprende lo que lograron hacer cuando ni siquiera lo tomaron como una gran prioridad. es de esos trabajos que demuestran la pasión de quienes trabajaron en ella.

      Eliminar
    2. Y gastaron la mayor parte del presupuesto en el bailesito de Fujiwara!

      Eliminar
  3. No la miraba por que son pocas las comedias que me suelen gustar, no me gustan los episodios autoconclusivos, en resumen tenía mucho de lo que odio, pero un día que no tenia internet miré un capitulo y a los 10 minutos ya estaba enganchado. Como mencionas, el apartado de la dirección visual me pareció muy creativo y quizás me dejó demasiado satisfecho, por que simplemente no esperaba nada bueno.

    ResponderEliminar