miércoles, 27 de junio de 2018

Reseña: Golden Kamuy.


Como ávido lector de mangas una de las lecciones que me he visto forzado a aprender es que si deseas que un manga que disfrutas pero no es particularmente conocido consiga una adaptación animada, estas pidiendo un deseo a una mano de mono y debes atenerte a las consecuencias.
Casos como Made in abyss o Houseki no Kuni son excepciones escasas a la regla, en donde la calidad de la historia consigue una adaptación a la par de sus méritos. Sin embargo no todas las adaptaciones caen en este lado de la moneda y en el caso de la serie que nos ocupa en esta entrada es una de ellas.


Con un total de doce episodios emitidos durante la temporada de primavera, el anime Golden Kamuy viene a ser el segundo trabajo en el formato de serie animada del Estudio Geno.
La serie fue dirigida por Hitoshi Nanba, con guiones de Noboru Takagi, música de Kenichirō Suehiro, dirección de arte por Atsushi Morikawa, y dirección de CG por Yuuko Okumura y Yasutaka Hamada. La adaptación del diseño de personajes entre manga y anime perteneció a Kenichi Ohnuki, mientras que Koji Watanabe se encargo del diseño de las armas, Shinya Anasuma los accesorios y por ultimo Ryō Sumiyoshi fue el encargado del diseño de personajes.


La sinopsis de la serie es la siguiente: Saichi Sugimoto es un veterano de la Guerra Ruso-Japonesa de 1904, sobreviviente de la la Colina 203 que se ha vuelto un buscador de oro en Hokaido para pagar una costosa operación de los ojos para la viuda de su compañero muerto en la guerra, Toraji.
Ahí escucha la historia de un tesoro reunido por los miembros de la etnia Ainu para defenderse de la colonización japonesa de la isla, acumulado por un grupo criminal. Después de ser salvado por una niña ainu, llamada Asirpa, decide emprender con ella la búsqueda del tesoro, cuyo mapa se encuentra dividido en 24 partes, cada una de ellas tatuada en el torso de 24 criminales que se escaparon de una prisión de máxima seguridad, pero en el camino se da cuenta de que otros bandos conocen la historia del tesoro, entre ellos los miembros de la séptima división del Ejercito Imperial Japonés y un grupo de gangsters liderados por Hijikata Toshizō, un sobreviviente del Shinsengumi, quienes se rebelaron contra la Restauración Meiji.


La historia de Golden Kamuy es la de una épica, en donde los héroes se deben enfrentar a diferentes peligros como animales salvajes o criminales en una tierra indómita e inexplorada.
Se pueden inferir con esto ciertos paralelismos con ciertas historias del genero Wéstern tan pronto como nos damos cuenta que la historia trata sobre un protagonista que se sumerge en una peligrosa búsqueda de riquezas durante la fiebre del oro (en Japón) para terminar envuelto en las conspiraciones de otros grupos que también desean encontrar el tesoro robado a los Ainu, causando de esta manera un choque de ambiciones y mentalidades que no se detendrán hasta conseguir llegar a sus metas. Todo esto otorgándonos una clase de historia que no se suele ver en el anime actual donde el 80% del mercado es dominado entre los isekai y las comedias escolares.
Las aventuras de Sugimoto "el inmortal" buscando las pistas por el oro en las nevadas tierras de Hokaido son ágiles, relativamente livianas y con una constante acción que equilibra su brutalidad con un buen sentido del humor que la hace agradable de ver. Sin embargo, aparte de la aventura esta serie también tiene un trato bastante curioso al tratar de representar muchos datos históricos sobre la región en donde sucede la búsqueda y la vida de etnias como los Ainus, lo cual le agrega una capa de información interesante para los amantes de las trivias.
Lamentablemente aunque la historia es muy fácil de disfrutar, sus doce episodios no llegan a cubrir poco mas que la presentación de los diferentes personajes y bandos dejando de momento las cosas demasiado abiertas, sin olvidar que ciertos sucesos son resumidos u omitidos a favor de agilizar el avance de la historia en la adaptación animada.

Lo juro, esta es una captura real de la serie. No he editado nada.

A la hora de hablar sobre el trabajo visual presentado en esta serie tenemos que hacer frente al elefante en la habitación, o mejor dicho el oso en CGI del que todo el mundo hablo en la temporada.

El estudio Geno es bastante nuevo en la industria del anime y debo decir que aun cuando la historia y demás elementos en la serie se manejan lo suficientemente bien para encontrar algo que rescatar, los elementos visuales del show son lo que mas sufre de la falta de experiencia en el medio.
Se nota su ambición a la hora de dar vida a esta obra con uno que otro gran escenario que se puede robar el aliento o reacciones y expresiones que mantienen interesado al espectador en sus personajes se intentan replicar del manga al anime, pero la mezcla realizada entre sus elementos en 2D y 3D no es para nada sutil causando que la inmersión en la historia se rompa en mas ocasiones de las que estoy dispuesto a perdonar, carece de una coherencia entre sus personajes y escenarios que da vergüenza ajena. Es cierto que conforme los episodios avanzan el trabajo va mejorando pero el estigma de sus errores en los primeros episodios es algo que arrastran por toda la serie.

Repito, esto es una actual captura.

La música de la serie por otra parte es un aspecto del que no puedo quejar, incluso tengo que admitir que en este punto el anime cumplió con todas las expectativas que tenia. Como una serie que se inspira de un periodo histórico en especifico consigue dotar de sus escenas de un sonido acorde a lo que uno esperaría y las voces de sus personajes cumplen al transmitir la clase de personalidad que cada uno de ellos posee, con especial cuidado en la pronunciación y uso del dialecto Ainu.
El opening de la serie es "Winding Road" del grupo MAN WITH A MISSION, un tema que aunque no tan pegajoso como otras de sus canciones (o al menos no al nivel de resumir todo en una linea como "Database" o "Hit me on the ground") transmite perfectamente el tono de la serie entre el drama la acción. El ending es "Hibana" de THE SIXTH LIE y al igual que el opening es un tema agradable que captura el tono de Golden Kamuy.


No todo en la adaptación animada de Golden Kamuy es malo, pero deja mucho que desear debido a que la ejecución no es del todo estable y se le tenia un listón demasiado alto. Le reconozco que puede resultar en una buena forma de acercar la historia a la gente que no a oído del manga en el cual se basa, pero sinceramente recomiendo encarecidamente que le den una oportunidad de lectura al original por sobre el anime.

Aun pese a todo, esperare que el estudio Geno logre ofrecer algo mucho mejor para la confirmada segunda temporada que tendrá en próximos meses. Ya que la búsqueda del oro en donde Sugimoto se enfrenta a la naturaleza, criminales excéntricos, grupos militares rebeldes y demás desafíos tiene mucho que ofrecer.

2 comentarios:

  1. La verdad es que el diseño de personajes, sobre todo de algunos de los soldados, es bastante cutrecillo, pero si quitamos eso y lo de los osos que parecen sacados de un juego de PS One, la historia es muy entretenida, y los dos personajes protagonistas son muy carismáticos. Otra cosa que me llama especialmente la atención es el tiempo (quizá demasiado) que dedica este anime a mostrarnos cómo los personajes cocinan y se comen lo que cazan, con sus recetas y todo. Saludos y muy buenas reseñas, sigue así.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario, sobre la comida es mas que nada por los detalles para demostrar las costumbres de la cultura Ainu y el área donde viven.

      Eliminar