martes, 26 de septiembre de 2017

Reseña: Centaur no Nayami.


Recuerdo que hace un par de años atras escribi algunas impresiones sobre el manga de Centaur no Nayami diciendo que resultaría extraño que obtuviera una temporada animada debido a los diferentes elementos que mezclaba con curiosos resultados. Pero quién lo diría, al final el estudio chino Haoliners Animation League resultó ser quién se atrevería a darle una oportunidad a las cotidianas aventuras de una joven centauro y sus amigas, en un mundo en apariencia pacífico.


Basándose en el manga de mismo nombre, escrito e ilustrado por Kei Murayama. Centaur no Nayami fue una serie animada de doce episodios de duración, producidos por el ya mencionado estudio Haoliners Animation League, siendo dirigido por Fumitoshi Oizaki y Naoyuki Konno, con guiones de Tōko Machida y dirección de sonido de parte de Hiroto Morishita.


Sinopsis: La historia se centra en la vida diaria de la centauro Himeno quien es una dulce y tímida estudiante de secundaria que vive su día a día en un mundo en donde la evolución de las criaturas (en este mundo no existen humanos) ha dado pie al nacimiento de ángeles, centauros, faunos, sirenas y otras criaturas de fantasía. No hay más que decir, la historia sigue su vida y la de sus diferentes amigos o familiares conviviendo.


En lo que es referente a la historia, tenemos un aparente y usual slice of life con todas sus situaciones cotidianas del día a día, algo de moe, fanservice (innecesario en muchos momentos, como por ejemplo la primera escena del primer episodio) y poco más es agregado a simple vista por el hecho de que su reparto de personajes sean criaturas fantásticas. No obstante hay algo curioso en esta obra que viene presente desde el manga, hay ciertas escenas y diálogos que puestos juntos crean un contexto mucho mayor, que nos presentan no solo ideas sobre las dificultades de las relaciones entre razas, si no que coloca un gobierno propagandista sobre la igualdad en donde cualquier clase de ofensa a otra raza resulta un crimen gravísimo con pena de re-educación, un pasado con extensas guerras raciales y algunas teorías conspirativas.
Sin embargo estas ideas apenas son apenas rozadas por la corta duración de la serie, dejando demasiado al aire. Este lore que podría construir un gran e interesante universo para la narración tiene otro problema, Murayama ya en el manga eclipsa demasiado las cosas con sus tramas de slice of life, las tramas político raciales, los aliens roba cuerpos y viajes espacio-temporales al punto de que nada se desarrolla de manera que resulte memorable y el anime lamentablemente también sufre de lo mismo.


Para el estudio chino que lo anima es un paso adelante en animación frente a otros de sus proyectos, pero dentro de las series del año y esa temporada en particular no ofrece nada digno de destacarse estando dentro de la media usual. Algun bajon de calidad por aqui o por allá, pero nada dañino para la vista. Los colores y escenarios son adecuados a cada escena, aunque no hay más que decir.

El apartado tecnico dentro del sonido tampoco es algo de qué hablar, estaría probablemente halagandolo si digo algo como que es minimalista, cumple su cometido pero no destaca en nada y fuera de los temas principales, no son posibles de memorizar. El opening es "Oshiete Darwin" de Purely Monster siendo el único tema que quedo en mi memoria y resulta agradable para un slice of life. El ending es "Edelweiss" de Asaka y me parece la mejor parte de la banda sonora aunque por alguna razón asocio este tema para otro tipo de series.


No lamento haberla vista, pero para quien no lo ha hecho no se a perdido de mucho. Centaur no Nayami es una serie que intenta ser muchas cosas al mismo tiempo sin destacar en ninguna realmente. Si algo de lo que escribi les llamo la atención les recomiendo que le den una oportunidad a los primeros dos o tres episodios y decidan si es para ustedes o no. Solo no tengan expectativas altas.

4 comentarios:

  1. vaya no esperaba un tema politico en algo asi capas le eche una ojeada ,buena reseña

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No esperes que lo desarrollen mucho, pero la serie si presenta algunas ideas interesantes.

      Eliminar
  2. Lo de los temas políticos y sociales era algo interesante con mucho potencial aunque en este formato no creo que sea el mejor para explotarlo sobretodo considerando a quien pusieron de protagonista la centauro moe que es un 0 a la izquierda que se preocupa más por un zapato que lo que ocurre en le mundo la siento apartada de todo el otro contexto no brilla ni con escarcha, mas brilla la presidenta que esta pasando la mil y una en su casa mientras que Hime... cada día mas bruta y consentida, pero lo que más me molesto eran los pocos los personajes masculinos que lo único que les importaban eran las tetas, mientras todas las chicas viven sus vidas diarias y comunes haciendo cosas cotidianas y cute (con sus detalles por ser monstruos), pero luego ves que los chicos solo eran unos cretinos pervertidos como los urgidos perdedores de Hajimete no gal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya que el moe vende personajes masculinos bien escritos son difíciles de encontrar. Por lo demas tanto en manga como anime toma demasiados elementos y no desarrolla nada.

      Eliminar