viernes, 3 de junio de 2016

Reseña: Shingetsutan Tsukihime.


Las listas de adaptaciones de videojuegos al formato del anime suelen estar repletas de algunas de las series mas criticadas, ya sea por como adaptan el material base, la calidad de la animación entre otros elementos. Por lo mismo hay una gran cantidad de series que para bien o para mal han sido enviadas al olvido, siendo esta adaptación de Tsukihime una con opiniones algo divididas entre quienes no leyeron la novela visual y piensan que esta bien y aquellos fans de la novela que han decidido actuar como si esto no existiera.



Shingetsutan Tsukihime o "La leyenda de la princesa lunar" es un anime producido por J.C.Staff durante el año 2003 aprovechando la popularidad de la primera novela visual de Type-Moon, con un total de 12 episodios. Fue dirigida por Katsushi Sakurabi y contó con una banda sonora compuesta por Toshiyuki Omori.


La historia en si misma, adapta lo que vendría a ser el arco de Arcueid. Shiki Tohno es un joven de 17 años que vuelve a la mansión de su familia luego de haber sido enviado con unos parientes por 8 años luego de que el tuviera un grave accidente, sin embargo el posee la extraña habilidad de ver la muerte de todas las cosas. Debido a esta habilidad y cierto evento (no quiero arruinar la sorpresa a quien no conozca nada de Tsukihime) el se vera envuelto en la búsqueda para enfrentar a un asesino en serie que drena la sangre de sus victimas.

Sin embargo la mejor forma de describir el como llevan adapta la historia de la novela visual, seria con la frase "el camino al infierno, esta construido con buenas intenciones". Ya que el estudio tomo algunas decisiones "inteligentes" que en teoría debía dar una serie de misterio bastante intrigante, no obstante la ejecución de estas ideas deja bastante que desear.

Lo primero es el protagonista Shiki quien en el anime es poco mas que el típico personaje amable pero sin mucha personalidad hecho para ser solo una mascara del lector, mientras en la novela gracias a que se nos mostraban sus pensamientos el se sentía como un personaje con personalidad propia. El resto de personajes tienen sus características principales aunque no poseen tanto trasfondo sobre sus motivaciones.

El segundo gran problema de la serie es el ritmo, ya que de igual manera que Persona trinity soul tiene un ritmo lento, se que es para intrigar y generar inquietud, sin embargo si al espectador le da sueño mientras ve un episodio se te a pasado la mano con la lentitud. Esto permite que tenga una apariencia de serie melancólica u oscura que debo admitir le queda bien a lo que intenta ser. Sin embargo si hay que hacer comparaciones, aunque la novela de igual manera se centra en el dialogo y las interacciones de los personajes mas los secretos que ocultan, no deja de tener momentos que cambian el ritmo con escenas de acción o interacciones mucho mas alegres entre los personajes.


La animación es barata pero algo inteligente (algo como los episodios finales de evangelion) al seguir el ritmo intrigante aunque lento de la narración, usando tonos fríos y opacos para crear la atmósfera "melancólica" que el estudio deseaba dar. Sin embargo esto es algo de doble filo, ya que algunas personas podrían ver algo "artístico" en esto, pero otros (me incluyo) pueden pensar que solo no tenían presupuesto y se vuelve un espectaculo plano sin nada llamativo, en especial en las pocas escenas de combate. Se opto por un re-diseño mas sobrio de los personajes, que aunque no me desagrada tampoco me termina de convencer.

La música sin embargo es el mejor punto de la serie, los temas compuestos por Toshiyuki Omori mantienen una nota alta durante todos los episodios, siendo una instrumentación de corte clásico bastante a tono con la idea de seriedad, intriga y melancolía que deseaban transmitir durante cada episodio. Un ejemplo de esto podría ser el opening The sacred moon o el ending Rinne no Hate Ni de los cuales no puedo tener queja alguna.


Esta lejos de ser la peor adaptación que e visto (Bazblue y Persona 4 golden son mucho peores) puedo decir que no es para todos, en especial para quien haya leído la novela visual, ya que aquí solo se tiene uno de los muchos matices de la misma. No es algo que recomiende ver, en su lugar lo mejor seria jugar Tsukihime o leer el manga con mismo nombre que esta serie, que adapta los hechos de una manera mucho mejor.

No considero que merezca tanto odio como para hacer como si nunca hubiera existido, pero con sus problemas al ejecutar sus ideas se gano su lugar en el baúl de cosas olvidadas.

4 comentarios:

  1. A mí me trae buenos recuerdos, la dicha de ser ignorante? Como hace tantos años que lo vi voy a tener que volver a echarle un ojo y destruirme la infancia , Trinity soul es como dices lentísima, aunque tiene cosas que me gustaron , blazblue es inexcusable y P4 golden no tenía razón de ser, fue como ver un anime de relleno directamente y tenía sentido porque las peleas ya habían ocurrido en p4, pero justo eso debió decirles que era una mala idea hacerlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mas que nada es que el estilo es muy diferente entre la novela visual y el anime, ya que el primero aunque tocaba temas oscuros no dejaba de tener un cierto espacio mas tranquilo para permitirse ser mas alegre.

      Eliminar
  2. Toca volverlo a ver y jugar la novela, sacare tiempo pronto xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por experiencia el juego te tomara unas 20 horas aproximadas, aunque si puedes luego de jugarlo te recomiendo que busques el plus-disc.

      Eliminar