miércoles, 22 de julio de 2015

Reseña videojuego: Roguelight.


El miedo a la oscuridad y lo que se oculta en su profundidades es una de las emociones mas básicas de la humanidad, por lo que muchas veces esto forma parte de todas las historias o aventuras como uno de los mas grandes obstáculos a enfrentar. En esta ocasión el juego indie del que escribo tiene una dinámica marcada en gran medida sobre la oscuridad y el como la enfrentamos, siendo en mecánica simple pero desafiante.


Desarrollado por Daniel Linssen durante una de las competiciones de programación de juegos indie cerca de agosto de 2014 (con temática gráfica de GB, por lo que el juego es monocromático), con una banda sonora compuesta por Jonathon Tree y el arte de la cubierta junto a la tipografía le corresponde a B. Holcombe, el juego se puede descargar gratis en su pagina aunque también aceptan donaciones.

La mecánica del juego no pone en el lugar de una arquera sin nombre, la cual debe decender una serie de cuevas/mazmorra mientras enfrenta enemigos y trampas. Lo que vuelve difícil y da su encanto al juego es que aparte de que los calabozos se generan de manera aleatoria y cambian en cada partida, es el hecho que todo el calabozo esta en penumbras y con que mas desciendas menos luz existirá, la única forma de ver a nuestro alrededor (aparte de una antorcha o luciérnaga ocasional) sera usar las flechas que tenemos como antorchas, lo que obliga a manejar las pocas flechas que puedes llevar decidiendo si acabamos con los monstruos o las usamos como antorchas en nuestro camino. Con cada muerte nos vemos obligados a comenzar desde el inicio, pero, si se recolecta oro se pueden comprar mejoras que ayudan a enfrentarse en mejores condiciones a este oscuro lugar.


Visualmente usa un estilo pixel art simple pero efectivo, tratando de emular el aspecto gráfico y monocromático de la Gameboy, aun cuando es bastante simple en sus diseños, logran resultar muy efectivos en crear una experiencia de explorar un lugar laberíntico en especial cuando gran parte de la pantalla es oscuridad pura.

La banda sonora aunque también simple y poco intrusiva, recuerda a algunas melodías del primer Metroid, las cuales ayudaban a la atmósfera de misterio y peligros latentes. Eso si, el juego no contiene ningún que realmente llame la atención y solo funcionan al juntarse a los demás elementos del juego.


No es un juego muy largo ni posee un gran mensaje, pero, resulta un desafió interesante para jugar en partidas no muy largas, ademas, gracias a que es posible descargarlo gratis y no pesa prácticamente nada recomiendo ampliamente que le den una oportunidad, aunque aviso que parte con una curva de dificultad alta y tomara unas cuantas partidas el dominarlo. Si tienen tiempo, quizás les valga la pena exploras las oscuras profundidades de Roguelight.

2 comentarios:

  1. Joder, qué rebonico me parece, igual hasta le doy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es gratuito y las partidas no son especialmente largas, así que podrías darle una oportunidad fácilmente.

      Eliminar