viernes, 24 de julio de 2015

Reseña anime: Re kan.


Esta era la única deuda de la temporada pasada que en verdad me daba remordimientos ya que no escribí sobre ella cuando finalizo, y mas que nada por pereza ya que esta fue una serie que disfrute (en comparación de los otros pendientes de la temporada pasada que solo están en la lista por otros motivos). Una serie dulce y simple que solo busca dar un buen momento, tratando sobre la vida diaria de una joven que puede ver fantasmas y como esto es algo común para ella cuando para la gente a su alrededor pueda ser aterrador.


Re kan o literalmente sexto sentido es una anime producido por el estudio Pierrot (al cual revisando sus trabajos, es mejor en comedias y shojos que en shonen) basándose en el manga 4koma de Hinako Seta. Los 13 episodios que tiene de duración fueron dirigidos por Masashi Kudo junto a un guion de Takahashi Aoshima y música compuesta por Hiroyuki Kozu.


La historia sigue a Hibiki Amami una chica de secundaria que desde pequeña puede ver e interactuar con fantasmas, ella es algo torpe pero amable y trata siempre de ayudar a los fantasmas, por lo que normalmente estos la siguen. Ella vive su vida de manera bastante normal pero sus amigas y ella siempre terminan viviendo fenómenos paranormales de diferentes tipos.


Como un slife of life nos muestra el día a día de Amami y sus amigas, con un humor simple, dulce e incluso predecible junto a algunos momentos mas cuidados en donde algún grado de impacto emocional aparece especialmente en la historia de fondo de los fantasmas, no hay terror como tal en el transcurso de la serie en especial por que se muestra a los fantasmas mas como seres con algo pendiente que seres peligrosos. Los personajes en si son estereotipos conocidos pero tienen su dosis de carisma, aun así por el carácter episódico que tiene la serie resulta tener altibajos bastante grandes con el guion cuando pudo ser algo mejor llevado, aun así su carácter ligero y sin grandes pretensiones ayuda a que sea fácil de ver y disfrutar.


Visualmente tiene un estilo de diseño fiel al manga pero altamente colorido y contrastado, con un uso de colores cálidos y vibrantes, quizás demasiado vibrantes por lo que aveces se sienten extraños comparados con otros elementos en escena. Mantiene una sensación dulce y tranquila durante gran parte de la serie, incluso en los pocos momentos que intentan algo aterrador.


La música de fondo esta acorde a lo que se esperaría en un slife of life con temas pausados y relajantes, resultando muchos de los temas acústicos que se usan de fondo muy atractivos y agradables, ya el opening y el ending están en lo que se puede ser un Jpop optimista, relajante y simple.


Re kan es una serie que tiene sus buenos momentos y también sus momentos en donde las cosas no resultan llamativas, resultando irregular pero disfrutable, en especial cuando salia y me servia como un calmante para sobrevivir a los harem y animes genéricos de la temporada pasada. Esta muy lejos de ser una de las estrellas del año pero tampoco es algo que tirar al abismo, recomiendo que le den una oportunidad al primer episodio y decidan de si es o no para ustedes.

2 comentarios:

  1. Bien bien, me llama esta serie y sé que me espera al ponerme con ella. De momento la pondré para complementar otras tantas... por lo escrito en esta entrada veo que la disfrutaré más si la veo de forma paulatina mientras hago otras cosas, ya en el pasado me ha tocado ver series similares y se me han atragantado.

    Además, siendo algo más o menos rescatable de la temporada pasada, igual merece una oportunidad,la primicia suena simpática y el estilo de dibujo en lo particular no está nada mal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos.

      No la considero como para maratonearla pero si para verla de a pocos episodios mientras ves otras cosas.

      Eliminar