lunes, 7 de septiembre de 2015

Reseña anime: Yojou-han Shinwa Taikei.


Esta serie mas conocida como The tatami galaxy (aunque la traducción correcta del titulo seria algo como las "crónicas mitológicas de los 4 tatamis y medio"), es una serie que desde hace bastante tiempo quería poder hablar sobre ella, pero siempre terminaba dejándola a medias y sin terminar de ver. Pero, por fin logre ver todos sus episodios, los cuales lograron ganarse un lugar entre las series que aprecio bastante, en especial por ser diferente a prácticamente todo lo que he visto (lo cual diría que es mucho), normal y extraña a la vez, es una historia sobre las diferentes posibilidades que existen frente a todas las personas.


Esta serie del año 2010 producida por Madhouse y contando con 11 episodios (y 3 cortos extras de 6 minutos) se basa en la novela homónima (de 2004) escrita por Tomihiko Morimi. Esta tragicomedia fue dirigida por el excéntrico Masaaki Yuasa (quien tiene varios premios y una carrera bastante interesante), con guion de Makoto Ueda y una banda sonora compuesta por Michiro Oshima. La serie gano el premio del año 2010 en categoría de animación en el "Japan Media Arts Festival".


La historia sigue a un protagonista cuyo nombre jamas se nos dice, quien es estudiante de tercer año en la universidad de Kioto, quien ve como sus fantasías de una vida universitaria color de rosa no se cumplen y se pregunta que habría pasado de tomar otras decisiones, ya que el cree que por sus decisiones termino junto a la peor persona imaginable (su compañero Ozu, a quien el describe como un demonio) y nada a sido como el deseaba. Decir mas no me seria conveniente, ya que esta es una de esas series que se disfrutan mas si sabes menos sobre ella, por lo que lean el párrafo que sigue con precaución, aunque intentare no hacer spoiler, no prometo nada)



La historia aunque tiene un arranque un poco lento pareciendo que solo funciona con la mecánica del ¿que hubiera pasado si...? sin nada que los relacione la historia, siendo cada episodio (por lo menos del 1 al 9) una versión diferente de los eventos que vive el protagonista, pero no tengan la idea de que es lo mismo con leves modificaciones (aun te maldigo, agosto infinito) aquí un pequeño cambio puede modificar prácticamente todo, por lo que los personajes en un inicio planos se pueden mostrar desde diferentes ángulos, logrando ser mas complejos y profundos de lo que aparentan, junto al hecho de que todo los sucesos de una u otra forma al final están conectados, por lo que en realidad la serie no puede ser entendida del todo hasta el episodio 10.

Toda la historia aunque aparente compleja es una metáfora sobre aceptar y aprovechar las oportunidades en vez de solo desear que se cumplan, y que el primer paso lo debes dar tu mismo teniendo un final bastante acorde a este mensaje (que es por lo menos como yo entendí la historia). La narración viene en gran medida o de los monólogos del protagonista, algunas conversaciones puntuales de los secundarios y el resto son una que otra metáfora o pista ocultas en lo visual por lo que esto puede no gustarle a todos.


Visualmente tiene las huellas de la dirección de Masaaki Yuasa en todas partes, con su gran contraste en los colores, estilo de dibujo muy libre e increíblemente fluido, un gran trabajo de perspectivas y muchas dosis de surrealismo. los fondos son una mezcla entre dibujos y fotos de lugares reales con diferentes filtros, lo cual da una apariencia bastante artística, los personajes son simples, pero esa misma simpleza les permite una gran facilidad de movimientos, junto a poses y expresiones muy exageradas, que permiten un gran dinamismo en sus escenas.


La banda sonora compuesta por Michiru Oshima (otro trabajo de ella fue la banda sonora de Full metal alchemist) es un trabajo muy acorde al estilo de la serie, componiendo cerca de 30 temas instrumentales, los cuales se componen básicamente de violines, guitarras, un piano y en ocasiones hasta instrumentos de viento o percusión, aunque diría que en un par de temas se puede notar el uso de sintetizadores, aunque de estos temas con suerte 5 son realmente memorables. El opening es Maigoinu to Ame no Beat de Asian Kung-Fu Generation y el ending se llama Kami-sama no Iutōri y lo interpreta Etsuko Yakushimaru, ambos aunque en un inicio no son muy llamativos son pegajosos y bastante agradables, aunque en sus letras ocultan pistas sobre la historia.

Es una serie que no apunta a todo el publico, pero incluso para personas que no disfrutan de la animación japonesa regular esta es una buena opción dentro de las series que gozan del aprecio de quienes la vieron aunque no fueran muchos. Un arte diferenciador, una historia interesante y una banda sonora acorde le dan forma a una serie que me a gustado bastante y que puedo recomendar sin ningún problema, así que si no les molesta su apariencia y no se intimidan con series con muchos subtitulos a una velocidad algo rápida (para algunos, en mi caso la velocidad de los diálogos estaba bien, pero para mi hermano las cosas eran rápidas) esta es una serie que merece algo de su tiempo.

2 comentarios:

  1. Suena muy interesante, hace tiempo quería verme un anime así, lo veré :)
    Saludos.

    ResponderEliminar