lunes, 31 de agosto de 2015

Reseña manga: Nickelodeon.

Comenzare respondiendo la duda que probablemente todos tengan al leer el titulo de este post.

No estoy bromeando, realmente así es como se titula este manga.

Aclarado eso, este es otro trabajo de Dowman Sayman (a quien mencione en la reseña de The voynich hotel), Nickelodeon  es una de sus obras mas reconocidas dentro del medio. Sus tres volúmenes llamados Aka (rojo), Midori (verde) y Aoi (azul) respectivamente funcionan como recopilación de varias historias cortas que explican el singular estilo de este excéntrico autor.


Publicándose entre el 2010 y 2014 en la revista Ikki, entre los volúmenes se encuentran 39 historias cortas (de 9 a 13 paginas cada una) diferentes con leves elementos en común. Estas historias varían de temas entre ciencia ficción, comedia negra, un poco de romance (aunque como es de esperarse de un autor tan poco convencional incluso con algo de sexualidad abierta (pero nada que se considere erótico o porno, aunque aveces tiene la advertencia de NSFW), no tiembla en hacer parejas de todo tipo), incluso historias siniestras, todo bajo la retorcida forma de crear historias de su autor, logrando que algunos de sus relatos incluso puedan ser descritos como realismo mágico, todo con muchas referencias a la cultura pop.

No puedo referirme mucho realmente sobre las historias sin arruinar las sorpresas o giros que le dan gracia a la misma, pero entre algunas de las cosas que se encuentran presentes, tenemos horrores cósmicos salidos de historias de Lovecraft, adolescentes que se enamoran de tigres, princesas de cuentos de hadas zombies, contratos con demonios entre otras cosas.
Los personajes debido a la duración de las historias no son profundos ni nada por el estilo, pero son carismáticos y muy peculiares, ya que sus personalidades y formas de afrontar las situaciones son bastante singulares y en algunos casos hasta inesperados, incluso aveces un giro inesperado causado por esto puede llegar a dar un final cómico a una historia que no parecía centrada en ser cómica.

El aspecto visual como en los trabajos de Sayman tenemos un trabajo bastante limpio al mismo tiempo que tiene varios elementos en escena, con un contraste muy marcado entre el negro y el blanco. los personajes aunque simples y no especialmente detallados son estilizados, fáciles de reconocer e identificar y poseen su encanto (personalmente viendo sus obras, una adaptación por parte del estudio Shaft seria algo que desearía ver, aunque dudo que pase).

Aunque no es un material del gusto de todas las personas (incluso algunas personas hasta la encuentren de mal gusto), creo que por lo menos se le puede dar una oportunidad de lectura si no te molestan las historias sin mucho sentido o de un humor negro bastante torcido. Por mi parte pienso probar otras lecturas de su autor como Oddman 11 (una especie Scott Pilgrim a la japonesa con el filtro de Sayman) o Paraiso, aunque una vez las lea decidiré si escribo o no sobre ellas.

6 comentarios:

  1. Humm ¿sangre?¿asquerosidades porque si? me apunto a leerlo, Rojas. Gracias otra vez por el descubrimiento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mas que sangre y tripas, son las situaciones. Aunque nunca falta la dosis de esas cosas.

      Eliminar
  2. Hum, no termina de llamarme. Eso sí, Oddman sí ha captado mi atención, a ver cuando la reseñas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este mes estoy tratando de leer mangas de mi lista de pendientes, así que estaría antes del 15.

      Eliminar
  3. Donde puedo encontrar el manga en español

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buena pregunta, yo lo leí en ingles por Batoto.

      Eliminar