viernes, 6 de febrero de 2015

Reseña Trauma center, Under the knife (1 & 2).



Saludos a todos. En esta ocasión escribo acerca de un juego que forma parte de mi top 10 de juegos de DS (ahora que pienso en ellos, gran parte de mi top 10 de DS viene de Atlus), un juego de simulación medica, en donde podemos desafiar nuestras habilidades, para ver si salvamos vidas o resultamos ser un doctor zoidberg y nuestros pacientes terminan muriendo por nuestra falta de habilidad con el control. 


Desarrollado por Atlus en el 2005 (el segundo juego fue en el 2008) no resulta un juego sencillo (¿algo de Atlus, puede ser fácil?) maneja tanto un simulador de operaciones junto a una historia estilo novela visual (no creo ser el único que piense, que una novela visual de Atlus seria épica). El gameplay es simple debido a esas dos etapas, tenemos momentos en donde los personajes solo hablan y plantean la situación como si fuera una novela visual, ya en la segunda parte, la simulación de cirugías usa la pantalla táctil para usar las distintas herramientas necesarias para completar las diferentes cirugías en el tiempo limite, parte de la dificultad del juego cae en la sensibilidad de esto ya que un mínimo error de pulso y causara un error (sobretodo en el primer juego, saben lo que se siente casi lograr una operación difícil pero matar al paciente cuando le pones el vendaje al finalizar).


Puede que se me escape un spoiler o dos, leer con cautela.


La historia nos presenta un futuro (del 2018 en adelante) en donde la medicina ha avanzado tanto que muchas enfermedades ya tienen cura, e incluso la expectativa de muchos a aumentado. Aquí tomamos el rol del joven doctor Derek Stiles (D.S. igual que la consola) quien descubrirá un talento conocido como el toque curativo (reflejos mas rápidos, para efectos del juego, ralentiza la enfermedad para que actuemos unos segundos) el cual le ayudara a enfrentar en el primer juego al grupo de terrorismo medico "delfos", quienes proclaman que la medicina esta causando problemas de sobre población, por lo que han comenzado diversos ataques con el nuevo viruz llamado GUILT (la mayoría con nombres de los días griegos, Deftera, Triti, Tetarti, Pempti, Kyriaki, Paraskevi y Savato siendo estas las mas comunes),entre ambos juegos Derek logra enfrentar y ayudar a desmantelar delfos, e incluso enfrentarse a otros fenómenos que pondrían en peligro cientos o miles de vidas.


La trama se desarrolla en su mayoría en las escenas conversacionales, pero tiene bastante merito que muchos momentos cumbre sucedan en medio de las partes jugables, ya que ademas de solo operar en tu hospital te veras en aprietos, como operar mientras estas en un auto en movimiento, desarmar una bomba, entre otras cosas. Aun así la historia es bastante fantasiosa, pero logra volverse cada ves mas interesante, aunque debo decir que en ambos juegos algunos giros resultan algo previsibles. Aun así con los pequeños agujeros en la trama que posee (como el origen de las GUILT, se que se basan en enfermedades reales, pero, dejaron sin explicar el como delfos las creo o encontró) logra mantener enganchado al jugador y con ganas de conocer el desenlace, esto junto a un jugabilidad  increíblemente viciante puede hacer que pases mucho tiempo jugandolo.

Yo en mis primeras partidas.

Visualmente tenemos un diseño de personajes en el primer juego mas anime y después un poco mas detallado, el resto del juego luce bien en estándares de DS pero no es la gran cosa en este aspecto. Musicalmente, la banda sonora fue compuesta por Shöji Meguro, ningún tema me gusta especialmente, pero no soy yo quien negara el hecho de que algunas de sus melodías son bastante efectivas durante el transcurso de la historia, acompañando muy bien las situaciones.


Trauma center es un juego difícil pero llamativo que recomiendo bastante, no resulta especialmente injusto y una vez consigues seguirle el ritmo a las operaciones, estas son en su mayoría fáciles de completar. Si no lo conocen y tienen una DS (o en su defecto alguna versión del emulador de DS) pruebenlo y decidan, yo de momento intentare jugar el Trauma team para Wii, aunque mi pulso con esos controles es horrible y no creo poder terminarlo pronto.

6 comentarios:

  1. ¡¡¡¡Grandioso juego!!!!

    Me enamoró desde que leí una review suya cuando salió, y muy pronto lo tuve en mis manos: no decepcionó. Me enganchó de principio a fin, y aunque la segunda parte no me impactó de la misma forma (el primero fue LA novedad), estaba genial que permitiera cambio de dificultad para la gente menos enferma que no quería pasarse las operaciones en rango S para perder 30h con éste juego.

    Atlus la clavó con éste juego, pena que a Europa no nos llegase el segundo (también me encantó), y el último de Wii ni lo oliéramos. Supongo que ya han abandonado la saga, pero es de lo mejorcito de DS para mí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es Atlus quizás algún día la revivan, pero, por lo pronto no se confirma nada. El de wii lo conseguí a la manera pirata ya que no llego hasta aca, y de momento solo puedo decir que mato lo que toco.

      Eliminar
  2. Pues el gif describe mi accionar en mi primer día de rotación en hospital X,D -estoy algo pesado con el tema...pero la ilusión y tal-

    Por irónico que suene nunca me han llamado demasiado pero ahora que sé lo de desactivar bombas... pues... suena tentador, ya veremos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay tienes que ver si lo juegas o no, pero aun así el desactivar la bomba solo es una misión avanzada, por lo que tendrías que jugar bastante para llegar así.

      Eliminar
  3. Recuerdo cuando lo probé por primera vez hace un par de años en mi DS, se me hizo demasiado complicado tener que estar atento a tantas cosas y lo acabé dejando en la bomba ya que simplemente no entendía como desactivarla.

    Tiempo después lo retomé en un emulador para PC, acabé el primer juego y el segundo lo dejé por 5-1 maso, cuando decidí acabarlo ya no tenía el save y a día de hoy sigo sin terminarlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son juegos algo complicados de manejar, pero valen la pena.

      Eliminar