viernes, 9 de mayo de 2014

reseña de videojuego: The Binding of Isaac.

sacrificios y torturas son una de las formas de crueldad tan antiguas como la historia de la humanidad, se preguntaran por que estoy divagando al comenzar el post pero lo cierto es que todavía estoy recuperándome de los efectos de la anestesia después de ir al dentista (de nuevo) y el tema de las torturas mantiene algo de relación con la reseña de este día, así que voy a explicar por que los relaciono.

el sacrificio de isaac es uno de los pasajes bíblicos mas conocidos en la tradición judeocristiana en donde Dios pide a Abraham que mate a su hijo isaac para probar su fe, aunque justo antes de que suceda lo detiene. en el año 2011 Edmund McMillen (gran artista visual, conocido por el juego super meat boy) creo este juego basándose y dando un giro mas oscuro y satirizando a la historia: la cual nos cuenta que isaac y su madre vivían felices en una casa en la colina pero un día ella escucha la voz de dios la cual le dice que debe matar a su hijo, en eso isaac trata de huir al sótano de la casa para escapar encontrándose con horrores inimaginables.
grotescamente adictivo.
















este juego debo aclarar no es apto para todo publico ya que posee varias referencias religiosas (por decirlo de una manera es el juego que nintendo no quiere que juegues, ya que estaba destinado a 3DS pero nintendo pensó que no es apto para el publico y cancelo esa versión), el gameplay es similar a los primeros títulos de zelda, pero los calabozos se generan de manera aleatoria por lo que ninguna partida sera exactamente igual al anterior, aunque posee un nivel de dificultad bastante elevado para los juegos actuales, si mueres pierdes todos tus premios y debes empezar de 0, pero de tal manera que en tu resignación escojas volver a intentarlo nuevamente sin importar los horrores que nos esperan en el sótano.
oscuro si, pero nada que te de pesadillas.















en el aspecto gráfico, que puedo decir el estilo artístico de McMillen es notorio, ya que el era desde pequeño el tipo de persona que dibujaba cosas extrañas y bizarras, que al final la gente decía que debía ir al psicólogo (me siento en parte identificado, aunque diría que solo me paso un par de veces), es un estilo bizarro y oscuro aunque simplista y en un sentido mas cómico, a diferencia de las creaciones oscuras pero elegantes o melancólicas de Tim Burtom, enfrentaremos hordas de seres políticamente incorrectos, como fetos fantasmas, zombies parasitados de moscas entre muchos mas, ademas de encontrar manchas de sangre y heces en todas partes. en el apartado sonoro el juego cumple bastante bien, ningún tema de especial cuidado pero en su totalidad no se sienten cansadas para algún jugador que se haya obsesionado con jugarlo varias horas seguidas hasta ganar.













este juego posee un gran nivel de rejugavilidad ya que los mapas y monstruos se generan de manera aleatoria por lo que jamas sabrás exactamente que habrá tras una puerta, ademas cuenta con una bizarra (cuantas veces he usado en este post esa palabra) lista de objetos a desbloquear, varios finales, decenas de jefes. como dije antes no es apto para todo publico tanto por sus temas, como por su dificultad. esta lleno de referencias a videojuegos y a la cultura popular por lo que algunos elementos podrían sacarte una sonrisa.
todos aquellos que le den una oportunidad podrán encontrar una joya de videojuego muy adictivo y atrapante. una razón mas por la que me gusta este juego es la cantidad de teorías que tiene entre sus fans, ya que con la cantidad de referencias que posee es imposible no ponerse a crear sucesos y tramas.





















cierto, antes de despedirme tengo que explicar la referencia del principio, pues es bastante simple, este juego con cada paso aumenta la dificultad, por cada monstruo y jefe que venzas viene la tranquilidad, pero solo de momento pues en la siguiente puerta te espera un nuevo reto, para los novatos les aviso morirán muchas veces antes de vencer a mama y ella es solo la punta del iceberg, con cada derrota nuestra se acumulan frustraciones, esperanzas y miedos, con cada partida nueva mas desearemos terminarlo pero la trampa esta lista y si tus emociones te juegan en contra a volver a empezar de cero, esto es the binding of isaac se atreverán a descender en el sótano.

como siempre espero les gustara este post,  todas sus dudas, criticas o sugerencias déjenlas en los comentarios.

2 comentarios:

  1. Me deprime que no hayan comentarios acá, no vi nada que no supiera del juego pero por ser mi roguelike favorito no pude evitar leerlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Isaac es un vicio que te hace jugarlo por horas.

      Eliminar