miércoles, 31 de octubre de 2018

Gegege no Kitaro y el valor del miedo.


Ya en años pasados por razón de la época en la que nos encontramos recomendé películas o series de anime que ver en halloween ya que se asocian al terror. Sin embargo en esta ocasión he querido hacer algo diferente a las usuales recomendaciones para que vayan a leer algo de Junji Ito o que al menos se lean Fuan no tane, aprovechándome así de esta oportunidad para hablar de una serie de la que llevo bastante tiempo queriendo escribir pero que como aun no termina de emitirse como para que le dedique una reseña en toda regla.
Me refiero específicamente a la mas reciente adaptación animada del clásico nipon (aunque quizás no tan conocido en este lado del mundo) Gegege no Kitaro. Serie que de manos del estudio Toei a sorprendido gratamente a sus espectadores no solo con una envidiable producción visual en su puesta en escena semana a semana, sino que al atreverse a validar el uso de elementos trágicos y hasta terroríficos en obras que apuntan a un publico infantil si es con tal de dar un mensaje.


Haré un breve paréntesis antes de ir al tema de esta entrada para explicar a grandes rasgos que o quien es Gegege no Kitaro, ya que existe la posibilidad que algunas de las personas que lleguen a este texto no lo hayan visto mencionar con anterioridad hasta este punto.

Iniciando en 1959 como un manga llamado Hakaba Kitarō el cual fue escrito e ilustrado por Shigeru Mizuki (quien se haría conocido en este lado del mundo durante los 70 por sus trabajos de un tipo mas histórico, aunque en Japón es recordado como uno de los mas importantes dentro del ámbito del folclor sobrenatural), se convirtió rápidamente en uno de sus mas iconicos trabajos al punto de forma parte de la cultura popular japonesa contando con seis diferentes series animadas en total hasta la fecha (alrededor de una versión por década de vida que cumple la obra, siempre tomando elementos de los nuevos tiempos).

La serie aunque generalmente varia entre tener tonos oscuros y macabros o ser un espectáculo optimista para los mas pequeños dependiendo de la versión que se este viendo, suele seguir a Kitaro un youkai de apariencia humanoide que particularmente no duda en ayudar a los humanos que se encuentren en serios problemas sobrenaturales aun si esto significa que enfrente a otros monstruos y fantasmas, pero al mismo tiempo no duda en castigar o jugarle bromas a quienes desprecian las viejas leyendas o no hacen caso a sus advertencias.


Prosiguiendo con el tema de esta entrada que ya estoy seguro se pueden hacer una idea, la serie es una historia que mezcla diferentes leyendas del folclor nipon junto a dosis de comedia y acción para dar un espectaculo que atraiga al publico de todas las edades. No obstante donde muchas otras obras preferirían omitir los detalles mas macabros de las viejas leyendas en un sobre-protector intento de no asustar a los mas pequeños, esta serie deliberadamente cuestiona constantemente si hay un real valor en hacer esto.
Con las nuevas aventuras de Kitaro en la actualidad se nos presenta una sociedad que a olvidado en gran medida las antiguas leyendas y no tiene forma de combatir las fuerzas sobrenaturales que en su avaricia, ira o simplemente ignorancia han despertado. Por dar ejemplos de estas historias tenemos desde un narcisista vlogger que es convertido en un árbol luego de destrozar el sello de un peligroso yokai, pilares hechos enterrando personas vivas en ellas, el rencor de los fantasmas contra quien los trato mal en vida, trafico de personas para ser convertidas en diamantes  entre otras. La mayoría terminando con un final feliz pero con un claro mensaje sobre el carácter de las personas y la sociedad, llegando al punto de incluso quejarse de la actitud de la enseñanza nipona al tratar de omitir datos sobre su participación en la segunda guerra mundial.


Es cierto que no debemos dejar que niños pequeños vean escenas brutales o sangrientas para no dejarles cicatrices emocionales no obstante no todo el horror se desprende de ser necesariamente gráfico y en Kitaro muchas de las escenas mas cuestionables están hechas de tal manera que solo su publico mas adulto le de real importancia, su sutileza en el horror pese a la estética y su bien equilibrado humor mantienen el visionado en algo agradable, pese a todo.

El miedo es parte natural del ser humano y lo encontramos en pequeños elementos del día a día, aprender a controlarlo es algo necesario debido a que es inevitable, por eso obras de ficción que permiten enfrentarlo al ritmo de uno mismo (si no puedes mas simplemente dejas de leer, jugar el videojuego o ver ese programa y vas por otra cosa) al mismo tiempo que equilibran sus elementos con humor y finales felices son parte importante de la vida al permitir aprender de nuestras reacciones. No por nada las versiones originales de muchos cuentos infantiles tienen tonos oscuros, eran usados principalmente como una forma de transmitir enseñanzas morales y advertir de diferentes peligros a los mas pequeños. Incluso aunque últimamente en un esfuerzo de proteger las mentes infantiles se han suavizado bastante, muchas adaptaciones siguen siendo ejemplos para las nuevas generaciones al transmitir una que otra moraleja.


Reconozco que bien puede ser una serie con episodios que no son para todas las personas ya que depende de que tanto te interesen este tipo de historias, pero es digno de mención el valor que tiene el hecho que se atrevan a recuperar el honor de esta clase de elementos "terroríficos" en la narrativa, sin embargo como alguien que creció entre la década del 90 no dejo de tener buenos recuerdos de que muchas de mis caricaturas favoritas también entraban en los temas del horror como una parte mas de la vida, ya que al final del día lo es como cualquier otra emoción y no merece ser estigmatizada.

Aunque Gegege no Kitaro 2018 aun no termina, lleva dando constantes sorpresas positivas en como desarrolla y adapta las historias y mitos clásicos para que calcen con el mundo de hoy día por lo que resulta en una de las series que puedo recomendar con mayor facilidad dentro de lo que va del año.

2 comentarios:

  1. A mí me gusta bastante, pero no sé si me embarcaría en verla. Digamos que le daría a día de hoy un 6, con momentos de 7.

    Me encantan estas atmósferas y mi alma macabra hizo que me lanzara a sus brazos inmediatamente, pero de siempre se me ha hecho demasiado infantil. En cualquier caso, es genial, y ay, el opening y los endings son la leche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La versión de este 2018 es una de las mas oscuras que tiene, aunque es cierto que como sigue siendo algo para toda la familia no abraza el horror tanto como uno podría esperar.

      Eliminar