lunes, 28 de mayo de 2018

Reseña de novela ligera: Overlord.


Historias sobre personajes atrapados en videojuegos o transportados a mundos de fantasía no son nada nuevo dentro de la ficción, no obstante durante los últimos años en el mundillo del anime se le ha a terminado de asociar al estigma de ser narraciones escritas sin esfuerzo alguno, que buscan la inserción del lector en el protagonista y suelen ser solo fantasías de poder y/o fanservice del tipo mas descarado con tal de asegurar sus ventas.
Sin embargo no se puede generalizar y para quien este dispuesto a explorar el mar de mediocridad que es el actualmente llamado subgénero "isekai", ocasionalmente nos podemos encontrar con historias que intentan ofrecer y hacer algo diferente a lo que se suele ver en el medio, aun si mantienen los conceptos de siempre casi sin cambios. Siendo un ejemplo de este ultimo tipo la novela ligera de la que escribo en esta ocasión, una historia de fantasía centrada en la acción y la comedia en donde el viajero entre mundos no sera un héroe elegido para salvarlo si no que estamos frente al villano que planea conquistarlo.

 

Escrita por Kugane Maruyama y contando con las ilustraciones del artista So-bin, Overlord comenzó en el año 2010 como una novela web disponible mediante el sitio Arcadia para luego estar disponible en Shōsetsuka ni Narō. Sin embargo su nombre no comenzó a ser especialmente conocido hasta que en 2012 Enterbrain´s adquirió los derechos de publicación permitiendo así el salto a una versión en papel la cual hasta la fecha cuenta con 13 volúmenes y sigue estando en publicación en Japón, mientras que Yen Press desde 2015 se dedica a publicarla en ingles.
Overlord también cuenta con un manga escrito por Satoshi Ōshio e ilustrado por Hugin Miyama, varios CD-drama e incluso mas de una temporada animada por Madhouse (no se que magia negra usaron para conseguir secuelas con ese estudio, pero solo me queda decir sasuga Ainz sama).

Sinopsis: La historia inicia el día de cierre del popular juego de mmorpg Yggdrasil, Satoru Suzuki un solitario oficinista sin familia quien es conocido como Momonga el líder del alguna vez uno de los gremios mas poderosos en el juego, Ainz Ooal Gown. Aun cuando su época dorada ya termino, decide quedarse en linea hasta el final rememorando a sus amigos online que dejaron de jugar y las aventuras que experimentaron.
Tan pronto como el contador para el cierre del juego llega a 0 el se da cuenta que es incapaz de salir o contactar a los administradores, sin embargo este sera el mínimo de sus problemas al darse cuenta que al parecer se encuentra en otro mundo y los npc  que el y sus compañeros crearon para cuidar su base han comenzado a tener conciencia propia basada en sus descripciones, viendo en el al gran líder supremo de la tumba de Nazaric. Así es como Satoru buscando alguna pista sobre si hay mas jugadores en este mundo decide interpretar el papel del gran hechicero no muerto Momonga para marcar su nombre y el de su gremio en la historia, sin importar si debe actuar como el mas cruel de los villanos.

 

Es cierto que en un inicio solo por la sinopsis esta novela suena a la típica historia de la persona transportada a otro mundo en donde obtiene poderes increíbles que nada ni nadie pueden enfrentar ofreciendo una oportunidad perfecta para ser una fantasía de poder.
Pero pese a todo los problemas que estos prejuicios podrían traer, Maruyama decide usar las expectativas sobre estas clases de historias para ofrecer un relato en donde Satoru/Momonga/Ainz tomara el papel de ser el villano en vez del usual héroe protagonico al tener que actuar de manera acorde a lo que sus seguidores esperan de su avatar del gran hechicero no-muerto. Por lo que sin saber como termina dirigiendo un plan de conquista mundial en donde a cada paso que da sin tener idea de lo que viene a continuación su humanidad desaparece.
Esto lleva a una situación en donde toda la acción y fantasía de los eventos se vuelven en situaciones graciosas al notar como el protagonista va ganando aun cuando no tiene idea de lo que sucede a su alrededor, mientras tanto sus aliados como sus enemigos quedan atónitos pensando en que es el mayor genio en la historia.
Es cierto que hay elementos de horror, drama político y ideas sobre la perdida progresiva de las emociones humanas, pero entre el humor y la gran cantidad de personajes que aparecen no reciben demasiado tiempo bajo los reflectores como para ser explorados a fondo, aunque como historia en desarrollo no puedo ser demasiado critico de esto hasta que no acabe.

Sin embargo pese a que Maruyama escriba la historia de una manera en que permite ser tomada generalmente como una liviana comedia negra en donde nuestro guía en este mundo de fantasía es un generalmente agradable villano pragmático no evita que la historia sea oscura y terrible. El autor constantemente agrega un toque de ironía que disfruta de jugar con las expectativas e ideales usuales.
Visto desde el punto de vista de todos los que se encuentran en contra de Ainz, sus seguidores son bestias que podrían traer el fin de los tiempos al nuevo mundo si se lo propusieran y representan amenazas implacables que rozan el territorio del horror cósmico para los habitantes originales, aunque hablando de los habitantes originales estos tampoco eran muy agradables con sus guerras entre especies y problemas sociales. Incluso por lo que la novela ligera deja entre ver ocasionalmente, el mundo original de Satoru tampoco era muy bueno en primer lugar.
Bajo toda la apariencia de una lectura casual mas hay una dosis de ironía, crueldad y hasta mal gusto que quizás no sea del gusto de todos los lectores pero es un equilibrio entre humor y error que aunque lejos de ser perfecto ayuda a la hora de construir una personalidad propia (aunque cabe mencionar que el anime suaviza bastante de esto).

 

Aunque normalmente no me gusta mucho hablar sobre el arte en las novelas ligeras ya que este se limita a unas pocas y muy puntuales ilustraciones por volumen, debo decir que el trabajo de So-bin es digno de mención ya que con su estilo oscuro logra construir una imagen bastante impresionante de los sucesos. Al mismo tiempo dentro de lo que cabe su personal estilo de coloreo con acuarelas se aleja bastante del usual estilo "anime" que abunda en las novelas ligeras para dar una sensación similar a lo que seria observar una pintura lo cual dota de una personalidad bastante peculiar a cada una de las ilustraciones que acompañan esta lectura, especialmente las portadas de las novelas.

 

Overlord es una lectura que peca de ser bastante lenta pese a su enfoque mas cómico y liviano incluso cuando relata sucesos crueles o terribles, ya que valora mas el tomarse su tiempo en construir su universo y diversos personajes que lo habitan (aunque después pasen múltiples tomos sin que hagan algo de utilidad o sean relevantes) antes que el ir avanzando con la historia, no obstante una vez pasas ese problema resulta en una interesante narración de fantasía con bastante potencial para desarrollar sus ideas ya que sigue estando en publicación.
Ademas si han jugado Dungeon and Dragons podrán encontrar bastantes referencias debido a que el autor es un fan confeso de los juegos de rol de tablero.

No es una obra maestra ni mucho menos, pero no pienso llamarla un novela ligera escrita sin esfuerzo que solo desea dinero fácil, ya que dentro de todos los isekai que se encuentran en el mercado este es uno que todavía se puede rescatar. Si disfrutaron del anime les recomiendo que lo lean para comprender mas a fondo las motivaciones de los personajes, para quien quiera iniciar a leerlo denle una oportunidad al primer volumen (o en todo caso vean los primeros episodios del anime) y vean si es su clase de historia.
Por mi parte espero con ansias tanto los nuevos volúmenes que se publiquen en un futuro, como la próxima tercera temporada animada por Madhouse.

6 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo contigo, la inmensa mayoría de los Isekai son pura basura que no vale nada. Sin embargo esta serie resulta bastante interesante, es una perspectiva diferente a la gran mayoria que nos muestra al "héroe" que consigue todo lo que quiere sin ningún esfuerzo. Esto es un ejemplo de que con medio cerebro y un poco de esfuerzo se puede hacer una buena obra que sea entretenida de leer, aun si conserva muchos de los clichés de su genero.

    P.D: como habrán logrado hacer para que saquen la segunda temporada y confirmen la tercera para este año?.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aveces solo basta un pequeño giro o hacer bien las bases para que algo funcione.

      Sobre las secuelas sospecho que alguien en el equipo de producción es un gran fan, o de alguna forma el poder de Ainz le permitió entrar a nuestro mundo y amenazar al estudio.

      Eliminar
    2. Muchos escritores de LN, especialmente los isekai podrian aprender de Murayama que hacer por lo menos una obra diferente al resto vale la pena, porque en serio Madhouse confirmando segunda y tercera temporada de una serie es toda una hazaña

      Eliminar
    3. Esforzarse en ofrecer algo mas de lo mínimo es el primer paso para ser diferente, Y bien si el trabajo de Maruyama tiene sus problemas tiene una construcción de mundo y personajes sólidos para mantener su calidad.

      Eliminar
  2. esta muy buena las novelas hay tambien unas novelas llamadas Re:Monster que es de este estilo bastante interesante que es una especie de slice of life con un prota de doble moral al proteger su clan,su mujeres y hijos(tiene una relacion poliamorosa bastante bien llevada )y un worldbuinding que se abriendo de poco a poco te las recomiendo si no la haz leido

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He leído Re:Monster pero no es particularmente de mi gusto. Aunque intenta jugar con la fantasía de poder cae mucho en sus problemas.

      Eliminar