miércoles, 25 de noviembre de 2015

Reseña manga: Abara.


Al final esta sera la ultima reseña sobre Nihei que pienso hacer este año (quizás hable el próximo de la película que planean estrenar sobre Blame!), y esta va muy relacionada con la entrada que escribí sobre Biomega. Esto es por un hecho muy simple, mencione que en Biomega hay un cambio demasiado drástico entre su trabajo de dibujo entre los primeros y últimos volúmenes, esto debido a que hubo un cambio de editorial y un par de años de pausa en ese proyecto. Abara es el eslabón que explica ese cambio en su estilo, ya que sus dos volúmenes nacieron en la pausa de Biomega.


Tsutomu Nihei como ya dije, escribió este manga de dos volúmenes entre el 2005 y el 2006 (tiempo en el que se resolvían los problemas para continuar Biomega con el cambio de revista y publicación), por lo que es su trabajo serializado mas corto, por lo que podría ser usado fácilmente como una prueba de fuego para quien no conozca el autor (en especial por que repite sus formulas muy seguido). Los tomos aparte de la historia principal, cuenta con un oneshot extra llamado Digimortal.


La historia nos presenta un mundo en donde una nueva amenaza aparece para poner en peligro a la humanidad, algunos humanos mutan en enormes criaturas de color blanco llamados Gaunas que traen destrucción. En las sombras de esta situación un experimento se pondrán prueba, humanos que se transforman en Gaunas negros para defender a la humanidad.


La historia es el típico mundo distopico que se ve en los trabajos de Nihei, en donde la humanidad se enfrenta a un problema increíblemente superior y muchas facciones luchan en las sombras, aun cuando el eje de la misma historia sea la acción, los combates y el trabajo visual.

Visualmente es una mezcla entre su primer estilo mas oscuro y cargado de negro, el cual usa mucho en sus escenarios mecánicos, junto a su estilo mas limpio y estilizado que usa en sus trabajos mas nuevos, especialmente cuando diseña elementos biológicos. En este manga es donde mejor se ve como practico y cambio su manera de dibujar.


Nihei es un autor que no cambia su técnica y estilo sin importar lo que suceda, por lo que cada uno de sus trabajos da una visión muy personal del autor. Sus mangas se basan mas en que la acción y escenarios predominen por sobre el argumento. Abara no es diferente a sus demás trabajos, y solo si estas listo para perdonar la falta de argumento, el aspecto visual puede dejarte conforme.

6 comentarios:

  1. Nada, sigo a la espera de encontrarme un manga con un buen argumento (original además, se entiende). Por que todo lo que leo últimamente me ha dejado poco marcado o vacío a causa de personajes y argumentos inexistentes, o clichés, o directamente lejos de ser de calidad

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La calidad de los mangas de este autor esta en lo visual, la historia y personajes son muy pobres.

      Eliminar
  2. Me gusta el estilo de Nihei en Abara que en otros mangas suyos como Biomega, que a veces me resultaba monótono a pesa de ser un dibujo tan único como el suyo. Una lástima que el mejor cómic suyo que haya leído en el que desarrolla decentemente una historia sea Wolverine: Snikt.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las historias lamentablemente no son lo suyo, pero los escenarios y el dibujo en general valen la pena.

      Eliminar
  3. ¿Blame no tiene historia y no es un trabajo profundo acaso? Las imágenes cuentan la historia por si solas y de hecho desde el laberinto hasta el viaje, son alegorías. Habremos visto distintas cosas. Sobre este manga si no es la gran cosa en cuanto a historia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De Blame me refería a que no hay una historia a nivel aparente, pero como dices se le pueden sacar varias lecturas.

      Eliminar