miércoles, 23 de septiembre de 2015

Reseña anime: Ore monogatari.


En ocasiones para diferenciar una serie entre otras del mismo genero no hacen falta ideas rebuscadas o complejas, con tan solo cambiar  o trasgredir uno de los pequeños tópicos que sirven de pilar al genero y consigues una obra diferente. Este shoujo aun cuando pertenece al corte mas clásico de su genero a resultado bastante de mi agrado debido a la simple pero bastante efectiva formula de cambiar al protagonista masculino de un típico estereotipo estilizado y narcisista a un personaje alto, musculoso y aparentemente tosco,  un pequeño cambio logra variar bastante la formula.


Ore monogatari o "mi historia" si lo traducimos es una serie producida por Madhouse se basa en el manga shoujo de mismo nombre escrito por Kazune Kawahara con arte de Aruko. Esta serie de 24 episodios fue dirigido por Morio Asaka con trabajo de guionista de Natsuko Takahashi.


La historia presenta a Takeo Gouda un joven alto, fuerte y musculoso, pero, de buen corazón quien siempre a tenido mala suerte en el amor por su aspecto y por que todas las chicas que le gustaban se enamoraban de su mejor amigo (quien es en apariencia es el estereotipo de protagonista de shoujos), pero un día ayuda a la joven Rinko Yamato, una chica tímida y pequeña que se enamora de Takeo, iniciando una dulce historia de romance (cuando digo dulce no exagero, en algunos capítulos podría causar diabetes).


La historia en si sigue al 90% de los shoujo de corte clásico, lo que la vuelve diferente y digna de atención son los leves cambios en los personajes principales, el mas notorio es el de Takeo quien aparte de su apariencia enorme, fuerte y hasta "temible" es una persona amable y siempre intenta ayudar a la gente a su alrededor, el mejor amigo de Takeo, Makoto Sunakawa que aun cuando parece el típico personaje de shoujo, normalmente evita a las chicas debido a que se burlan de su amigo o el rol de Yamato que aun cuando es la chica tímida estándar, tiene momentos en donde toma la iniciativa.
Este esfuerzo en romper con los estereotipos la hacen agradable de ver, pero, por su formato el mensaje de no juzgues un libro por su cubierta y que todos pueden encontrar amor no encuentra nada mas que decir, así que puede cansar para algunas personas.


Visualmente tengo que decir que se nota un bajo presupuesto, aprovechando de simplificar escenarios o fondos para evitar gastar en esto, como shoujo no requiere normalmente de mucha fluidez aunque cuenta con una que otra esporádica escena fluida. Aun asi no le niego un correcto uso de colores para crear una atmósfera dulce junto a algo de juego de luces y sombras acorde al genero.

Musicalmente es igual al punto anterior, en general mantiene la atmósfera pero no puede lucirse por falta de trabajo o cuidado en los detalles, no posee ninguna melodía realmente llamativa o que cause un impacto en quien la escuche.


Aun cuando no sea una joya en animación es una de las series que mas me a agradado este año, algo que puedo recomendar ampliamente a cualquier fan del shoujo y a quien no sea fan, quizás puedan verlo en dosis cortas y decidir si la ven o no. Por mi parte fue agradable seguirla y me dejo algunos memes interesantes para los recuentos a final de año.

4 comentarios:

  1. Es uno de los mejores shoujos que eh visto y no es el típico shoujo, se merece todo mi amor este anime :3
    Yo lo recomendare mucho, buen post, saludos.

    ResponderEliminar
  2. Es una serie que cada vez que la mire me traía a la cabeza la palabra caramelo, es demasiado ''dulzona'' a veces, pero es muy interesante debido a la frescura que aporta con respecto a otras series del género similares, con esos toques de humor sencillo y generalmente inocente.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Su dulzura es la barrera que define si la puedes ver o la abandonas, ya que si no soportas sus cursiladas no te agradara.

      Eliminar