jueves, 26 de marzo de 2015

Reseña anime: Shinmai maou no testament.

La serie en 3 segundos.

las novelas ligeras en los últimos años están llenas de harem genéricos, con clichés y refritos por doquier (no niego que hayan buenas obras, pero este no es el caso) junto a personajes vacíos para causar auto-inserción del publico, lamentablemente este tipo de material tiene buen nivel de ventas por lo que suelen adaptarlo. El anime que voy a reseñar en esta ocasión es uno de esos casos, una adaptación de una novela con elementos de fanservice bastante altos que solo existe para intentar vender BD y material asociado.



Aviso, las censuras en estas imágenes no es photoshop, es tal como se ve en la versión tv.

Shinmai Maou no Testament (o el testamento de mi nueva hermana la reina demonio aproximando una traducción del titulo [empiezo a creer que usan un generador de palabras al azar para inventar sus títulos]) es un anime basado en la novela ligera de Tetsuto Uesu con ilustraciones de Nekosuke Okuma. Seis volúmenes han sido publicados en la Kadokawa Sneaker Bunko desde 2012 de la editorial de Kadokawa Shoten. Una adaptación del manga ha sido serializado en Kadokawa Shoten de la revista Shonen Ace desde mayo de 2013. El anime de 12 episodios fue producido por el estudio Production IMS, pronto saldrá un ova y ya le confirmaron una segunda temporada.


Sinopsis (sin motivación): Basara Tōjō un estudiante de preparatoria descubre que su padre se acaba de casar y ahora tiene un par de hermanastras, pero para sorpresa de el una es la futura reina demonio y la otra una sucubo, eso si ellas se llevan la sorpresa de que Basara no es lo que parece siendo parte del clan de los héroes que antiguamente lucharon contra los demonios. Por varias razones terminaran viviendo juntos mientras se enfrentan a diversos enemigos que vienen por la futura reina demonio.


Aunque considero la historia un mero intento de esqueleto narrativo para poder poner algo de acción junto a las escenas de fanservice (la vieja ecuación de violencia + tetas = mucho publico masculino) pero no le niego que le da (nimiamente) algo de personalidad a los personajes (aunque siguen sintiéndose como estereotipos de los estereotipos. Tenemos 2 tipos de escenas, las momentos harem con fanservice cliché (censurado hasta que salga el BD) y los momentos de "seriedad" y conflicto que tienen que ver con los trágicos pasados de los personajes o conspiraciones demoníacas.



Usa colores vivos y generalmente no molesta a la vida, abusa de efectos como speedline y blur para fingir fluidez en los combates, y los personajes se ven extraños anatómicamente hablando (sobretodo en los pechos femeninos que en ocasiones parecen deformes), ademas la serie (en la versión de tv, que fue la que vi para la reseña) cuenta con un nivel de censura que roza lo absurdo con momentos en que un 90% o mas de la pantalla es censurado con una especie de calcomania chibi de los personajes.

Musicalmente... ehhh... ¿esto tuvo banda sonora? ... no puedo recordar ningún tema, diría que la música acompaña pero como no la recuerdo debe pasar bastante desapercibida.

¿Que tan hard tiene que ser un beso para ser censurado?

No fue de mis favoritos en la temporada, incluso pasare completamente de largo con la segunda temporada, no la recomiendo para nada ya que solo es un refrito para los amantes del fanservice, e incluso para ellos existe material mucho mejor. Una serie para olvidar aunque su censura es candidata al premio a la censura del año. 

4 comentarios:

  1. Joder. Cuando pusieras la primera foto hace tiempo creí que era una coña puntual y lo vi hasta gracioso, pero.... buff, telita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esas censuras salían como 4 o 5 veces mínimo en cada episodio.

      Eliminar
  2. Pues yo lo vi sin censura y dejame decirte q es el anime sta buenisimo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo vi sin censura, pero sigue siendo porno barato.

      Eliminar