miércoles, 30 de julio de 2014

reseña de anime: Kino no tabi.


Siguiendo con mis vacaciones (y el tiempo libre para maratonear y buscar cosas perdidas en foros olvidados por la mano de dios en internet) les escribiré de una de las sorpresas con las que me encontré, una serie bastante extraña para la media aunque sin llegar a ser el resultado de alucinaciones, así que pónganse cómodos, que comenzare con el post.



Los viajes de Kino: el Hermoso Mundo (Kino no tabi -the Beautiful World-) nació originalmente como una serie de novelas ligeras escritas por Keiichi Sigsawa (no me refiero a novelas ligeras de las regulares del tipo harem, este es de los verdaderamente interesantes) contando con 12 volúmenes hasta la fecha (quisas 13 no estoy seguro de este dato), una adaptación al formato anime con 13 episodios que salio en 2004 mas un ova y 2 películas de 30 minutos (si se, por su duración son ovas pero si lo quieres encontrar en internet debes buscarlos como películas) ademas de un videojuego para psp.















El argumento de esta obra nos narra las aventuras de Kino un aventurero y Hermes su moto que habla (no es para nada raro con otras cosas de la historia) quienes recorren el mundo sin rumbo fijo solo con 2 reglas auto-impuestas que seguir, 1 no quedarse mas de 3 días por país o ciudad, y no interferir con las reglas y costumbres de los países a los que llegue para poder conocerlos tal como son, normalmente las historias son autoconclusivas salvando un par de situaciones en sus aventuras y desventuras.
El mundo no es hermoso, lo es por eso mismo.













Si por lo que escribí piensas que es solo un slice of life ligero y alegre lamento corregirte, esta serie es bastante filosófica y trata temas que normalmente son pasados de lado debido a que para muchos es molesto ver lo peor de la naturaleza humana, soledad, locura, crueldad, guerras por creencias, todo contrastado por escenas de compasión, ayuda, amor con un estilo que recuerda los cuentos de hadas, normalmente son historias dramáticas cual moraleja con una enseñanza o mensaje final.




Una de sus mayores falencias se encuentra en su estilo de animación ya que se nota bastante mas antiguo de lo que en realidad es, la primera ves que lo vi pensé que era de antes del 2000, aunque es cierto que el tono pálido y sepia (que acompaña la serie, las películas están mejor coloreadas) invita a la reflexión, ademas el efecto de neblina o difuminado cerca de los bordes dan una mayor sensación de estar en un sueño o en un cuento.

 


En lo que se trata sobre música debo decir que es bastante pequeña en comparación a otras pero de una gran calidad, la mayoría de ellos perteneciendo a música de un corte mas clásico y orquestal, aunque no son temas tan comerciales o populares mantienen un equilibrio con la serie y son agradables de oir.














Esta serie se gano bastante de mi aprecio por motivar una reflexión tanto sociológico como psicológica, de una manera imparcial, neutral, es decir, la de un observador. muchas historias no terminan del todo dejando al publico decidir y pensar si fue un final triste o uno malo, una serie que recomiendo ampliamente para todos los que quieran ver algo diferente a las miles de historias clichés actuales.

















Espero les pareciera interesante este post, como siempre sus opiniones, sugerencias o quejas pueden dejarlas en los comentarios.

2 comentarios: