viernes, 25 de septiembre de 2020

Katanagatari, una simple fábula de espadas y humanidad.


Durante el periodo Sengoku no existió mejor herrero que el excéntrico Shikizaki Kiki, sus 1000 creaciones marcaron la diferencia entre victoria y derrota en múltiples conflictos. Sin embargo las leyendas dicen que sus primeras 988 espadas solo fueron un ensayo para sus doce espadas aberrantes, creaciones con la fuerza para cambiar el rumbo de la historia. Alrededor de 100 años después de la creación de dichas armas, la misteriosa estratega Togame y Yasuri Shichika el séptimo heredero del estilo de combate sin espada Kyotouryuu viajaran por todo el salvaje Japón en búsqueda de las 12 espadas aberrantes sin saber que les esperara al final de su cometido. Con esta simple premisa de una búsqueda y un viaje para explorar a sus personajes, Nisio Isin entrega una curiosa fabula sobre conflictos en la naturaleza humana con su usual gusto por los diálogos extensos y juego con las expectativas.


Siendo un juego de palabras entre los términos Katana y Gatari que literalmente significaría "una historia de espadas" con el termino katanagari que se uso durante las cacerías de espadas a lo largo de la historia de Japón especialmente durante los estados guerreros, Katanagatari es una curiosa obra animada por el estudio White Fox durante 2010 que adapta en su totalidad a las homónimas novelas ligeras escritas por el reconocido Nisio Isin en 2007 que contó el arte del ilustrador Take. Con una duración aproximada de 50 minutos en cada uno de sus doce episodios, la serie en su momento replico el como cada tomo en las novelas se publico mes a mes a lo largo de todo el transcurso de un año al estrenar cada uno de sus episodios durante el transcurso de doce meses. El anime fue dirigido por Keitarō Motonaga, contando con los guiones escritos por Makoto Uezu y Touko Machida, sin olvidar a la banda sonora compuesta por una leyenda como lo es Taku Iwasaki.


Uno de los elementos más llamativos en este anime a simple vista es el estilo, arte y música presente en cada uno de sus doce episodios. El diseño de los personajes es simple pero estilizado imitando el arte de la novela, algo ridículo en su vestuario pero con una enorme cantidad de personalidad para presentar la identidad de cada uno de ellos aun si no reciben tanto tiempo en pantalla. Para lo simple pero efectivo de los personajes, los escenarios tienen un trabajo de detalle que sorprende por los pequeños elementos puestos con cuidados a cada momento, pasando de escenarios que recuerdan pinturas antiguas de Japón, libros ilustrados de cuentos tradicionales y hasta hacen referencias a videojuegos ocasionalmente. Sin embargo la corona en el aspecto visual esta en como compone las coreografías de combate en cada episodio, aunque la serie para lo cruda que puede ser no glorifica realmente las batallas con tal de mantenerse fiel a su temática principal.

En lo que respecta a la banda sonora solo puedo decir que no he conocido ningún anime con una mala composición musical de manos de Taku Iwasaki, quien a trabajado componiendo en series como JoJo Battle Tendency, Tengen Toppa Gurren Lagann, Soul Eater y las ovas de Rurouni Kenshin por dar ejemplos conocidos. No sera normalmente alguien a quien llames si quieres algo sutil que es la clase de persona que mezcla opera y rap de manera que funcione, pero a la hora de entregar algo bombastico, emocional e impactante es a quien tienes que llamar. En esta ocasión recogiendo fuertes influencias del tradicional Min'yō y su aspecto más religioso logra invocar un sentimiento de espiritualidad en la obra mientras presenta nostalgia por tiempos antiguos, aunque Iwasaki no teme hacer sus mezclas con rap como deja claro el tema emblema de Katanagatari, Bahasa Palus. Desde la instrumental calma de "極めてありがちな...", la melancolía de "倍音と干渉", la urgencia de "戦い用音楽Ⅰ" o la espiritualidad de "月刀歌" esta es una selección de temas que crean la atmósfera adecuada a los temas de cada escena dejando huellas emocionales a su paso.


La historia de esta fabula busca mediante su viaje y recolección de las espadas aberrantes el enseñar diferentes morales, aunque deja mucho espacio a que el espectador saque sus propias conclusiones con cada episodio. Esta cruzada nos presenta como la estratega viéndose traicionada por los ninjas y el espadachín con quienes había intentado trabajar en la búsqueda de esas armas de leyenda previamente, decide buscar a Yusuri Matsue el conocido maestro del arte de lucha sin espada aun si significa trabajar con el asesino de su padre que a vivido exiliado con sus hijos en una isla por casi 20 años. Shichika revela que su padre Matsue a muerto, pero después de luchar con uno de los ninjas que traiciono a Togame y le advierte de confiar en ella el termina decidiendo acompañarla tras recuperar Kanna la primera espada de manos de dicho ninja, no por interés en las leyendas o el mundo exterior a su isla, si no por genuino interés en ella y su voluntad de pedir ayuda incluso a quienes serian enemigos de su familia. Iniciando así su viaje de descubrimiento donde 4 reglas le son puestas a Shichika como votos inquebrantables en su deber de espada para Togame:

No romper o dañar las espadas aberrantes.
Proteger a Togame de todo daño.
Debe protegerse a si mismo.
No debe olvidar protegerse a si mismo.

La primera parada tras la isla los lleva de camino al desierto castillo de Inaba, mientras se abren camino a la desertificada región abandonada por sus habitantes podemos ver como Shichika por su particular crianza no entiende cosas que otros considerarían sentido común, siendo incapaz de diferenciar a otros humanos y careciendo de prejuicios a la hora de matar. Llegando eventualmente al inhabitable desierto donde se enfrentaran al espadachín Uneri Ginkaku que ve como su deber el proteger su castillo hasta su muerte como el ultimo habitante de Inaba y ultimo usuario de la espada Namakura, luchando hasta el final donde su deber como guardia a terminado y el puede descansar.

En búsqueda de la espada Tsurugi la siguiente parada lleva a los protagonistas hasta las puertas del templo Sanzu en Izumo donde la sacerdotisa Tsuruga Meisa se ofrece a entregar la espada de buena voluntad si están dispuestos a dar a este santuario que da refugio a mujeres maltratadas que asesinaron o huyeron de sus abusadores la protección del gobierno para el que trabaja Togame y si se atreven a enfrentarla en un duelo. Sin embargo más que un deber de parte de Meisa ella ve esta batalla como una forma de evitar que sus protegidas sean totalmente dependientes de ella como de el poder de Tsurugi al mismo tiempo que intentan ser una forma de redención por la vida que esta vivió antes de tomar el puesto y nombre de Tsuruga Meisa para vigilar el templo. Sin embargo aun cuando Shichika comienza a tomar interés en entender a otros humanos, su naturaleza entrenada como arma asesina acaba con Meisa en el duelo, aunque posteriormente cumplen con la protección del templo.

El viaje siguiente lleva a los protagonistas hacia la legendaria isla Ganryuu donde sucedería el duelo contra Sabi Hakuhei el portador del titulo del espadachín más fuerte de Japón, pero el publico no vera ese evento. En su lugar se nos presentara al equipo insecto de la aldea de ninjas Maniwa, los cuales informados de las derrotas de sus compañeros deciden intentar secuestrar a la hermana de Shichika con tal de usarla de moneda de cambio por las espadas aberrantes que este ya a recuperado. Su avaricia se presenta como una necesidad para mantener a flote su aldea, mientras se muestra camaradería entre los que parecían simples villanos unidimensionales pero mientras este episodio muestra que no son tan malos, también muestra que tan monstruoso podría ser Shichika al presentar como su hermana masacra sin piedad a estos ninjas pese a sufrir de una enfermedad crónica. Volando como mariposa, picando como abeja, devorando como mantis y muriendo como simples insectos esta es una historia sobre lo cruel que puede ser el mundo.

Luego de lo que es fácil el mas aterrador de los episodios por como representa lo que podría ser Shichika si este no quisiera entender a otros y solo fuera una maquina de matar, Shichika y Togame se toman las cosas con un poco de calma tras la derrota -no vista- del espadachín más fuerte de Japón, mientras se dirigen a la isla de Satsuma donde el líder pirata posee la siguiente de las obras de Shikizaki Kiki. Los ninjas Maniwa restantes y una nueva facción liderada por la princesa Hitei y su ninja Emonzaemon comienzan a moverse en paralelo a los protagonistas en la caza de espadas, pero el desafió inmediato es un duelo donde de ganar obtienen a la espada yoroi pero de perder tienen en juego a Togame, por que el pirata Kanara se enamoro a primer vista. Este es un momento más tranquilo para explorar y reafirmar las emociones de sus personajes mientras la calma advierte una tormenta.

Kanara sobreviviendo su duelo cumple su promesa al dejar que usen sus barcos para viajar seguros, pero en lugar de enviarlos rumbo a la capital en Owari los a enviado a las salvajes tierras de Ezo. Lamentándose por el cambio de rumbo pero aprovechando que esta región tiene una de las espadas continúan con su viaje sin importar si es en medio de ventiscas, todo para dar con el clan de "gigantes" Itezora que deberían tener en su poder a la espada Kanazuchi. Eventualmente cuando estaban a punto de colapsar por el frió de la región son rescatados por la pequeña Itezora Konayuki la ultima sobreviviente de su clan tras una horrible "avalancha", quien feliz por tener compañía amablemente se ofrece a buscar la espada en las ruinas de su aldea por ellos dando tiempo para que hablen de sus pasados, con Shichika explicando como el mato a su padre y sabe de lo que su familia hizo a Togame. Konayuki eventualmente regresa con Kanazuchi en sus manos y les dice que si son capaces de demostrar su fuerza se las dará, pero Shichika subestimando a la pequeña niña sufre su primera derrota que lo deja con mixtas emociones aunque particularmente no quiere herirla de no ser necesario. Sin embargo cuando atacados por Maniwa Kyouken mediante una Konayuki poseída por el arte ninja de este enemigo y se le da la orden de matarla, Shichika por primera vez desobedece matando a Kyouken pero dejando intacta a la pequeña, por que el justifica que es la única capaz de llevar Kanazuchi a la capital sin problemas.

Yasuri Nanami la hermana mayor de Shichika después de abandonar la isla donde creció gracias a las habilidades del equipo de insectos Maniwa que asesino cuando intentaron secuestrarla, sin aprecio por las vidas de otros causo destrucción en la villa Itezora, el templo Shireizan y todo lugar que estuvo frente a ella. Ahora esperando frente al buda de espadas en el templo Gokenji y en poder de Akutō Bita espera por Shichika para ver si como heredero del Kyotouryuu este se a mantenido a la altura su titulo familiar. Las nuevas emociones de Shichika son vistos como debilidad por su hermana, especialmente ante las dudas de luchar a muerte contra ella. Sin embargo el escenario de su duelo es inevitable, Nanami aunque no lo parezca es un prodigio, un monstruo, una espada maldita sedienta de sangre que desea muerte mientras su hermano pese a ser la espada pulida posee una mayor humanidad en su interior no deseando herir a su familia, pero cuando llega el momento le entrega el descanso eterno que Nanami deseaba.

Después de aquel trágico duelo el par por fin toma rumbo a la capital situada en Owari donde Togame y su rival la princesa Hitei se encontraran para compartir información de una manera hostil pero extrañamente casual, así ambos terminan de rumbo al lago Fuyou para encontrar la siguiente espada aberrante y el publico recibe el nada sutil intento de Nisio a la hora de dejar literalmente un arma de Chéjov colgando en la pared. El lago convertido en un vertedero repleto de chatarra es el sitio donde la espada aberrante Biyorigou patrulla la zona protegiendo las ruinas de lo que seria el taller donde trabajo el mismo Shikizaki Kiki. Siendo su enemigo en esta ocasión una muñeca mecánica que toma el titulo de espada sin espadachín, Shichika el espadachín sin espada termina por sentir sienta empatia por una maquina que sigue fielmente las ordenes que su maestro le dejo. Todo mientras los conflicto entre Maniwas y la princesa Hitei se mueven en el fondo, por que todos desean estas espadas.

Siguiendo con el viaje llegan a la ciudad de Dewa prácticamente el santuario del shogi para buscar a Nokogiri. Kiguchi Zanki la actual propietaria entiende que si son ordenes del gobierno debería entregarla pero como una reliquia familiar de su dojo insiste en que solo lo dará en un duelo justo y de manual. Para un espadachín tan poco convencional como Shichika esto significa que deberá intentar usar una espada cosa a la que no esta acostumbrado y es terrible, teniendo casi ninguna oportunidad de ganar. Viendo lo unilateral del combate Zanki decide entrenar a Shichika de manera más tradicional, todo con una determinación capaz de ganar el interés de Shichika... y los celos de Togame. Este es otro de esos momentos de calma antes de la tormenta, explorando la relación de los protagonistas y como Shichika aprende al interactuar con otros, todo mientras metafóricas nubes oscuras cubren el horizonte del par, de los ninjas Maniwa y otros interesados en las espadas.

La siguiente parte de la búsqueda es literalmente enfrentar la parte de ellos que no quieren enfrentar, con Togame regresando a la tierra donde una vez su padre gobernó hasta que en medio de la rebelión que el comenzó termina siendo asesinado por Yusuri Matsue. Higaki Rinne, un santo y un sabio que a dejado el reino de los mortales es el "portador" de Hakari y pone a prueba al par para ver si son merecedores de llevarse esa reliquia que el personalmente no necesita. Togame literalmente debe escavar en sus recuerdos para desenterrar la décima espada aberrante, mientras Shichika debe enfrentar a un enemigo que evade y escapa de cada golpe sin recibir un rasguño. Cada episodio de esta fabula a intentado dar una clara enseñanza o sugerencia moral, pero este es uno de los más claros en decir que el conflicto no lleva a nada y que en esperanzas de tus mayores deseos otros deben ser abandonados antes de que sean demasiado tarde...

Tras recolectar a Hakari de la tumba subterránea en donde se encontraba es hora de que Togame y Shichika crucen caminos nuevamente con los Maniwa que desde el inicio de esta obra han visto como sus números descienden dramáticamente desde que entraron a la cacería de espadas aberrantes, especialmente desde que Emonzaemon los comenzó a eliminar uno a uno. El par guiados por las palabras de un herido Maniwa Pengin descubren que Maniwa Houou líder de lo que queda del clan Maniwa en un accidente mientras luchaba contra el ninja de la princesa Hitei se ve poseído por el poder de la espada Dokutō Mekki entrando un frenesí asesino. Los Maniwa deseaban las espadas por el dinero que ganarían al venderla ya que permitiría que su aldea prosperara, pero en este punto Houou poseído destruyo irreparablemente la aldea y sus habitantes de manera que toda su lucha fue por nada. Enfrentando eventualmente a Houou el par descubre que a sido poseído por el mismísimo Shikizaki Kiki quien creo estas armas en un intento de re-escribir el futuro y les dice que existe una treceava espada aberrante, el Kyotouryuu y que su actual forma es para poner a prueba la calidad de su trabajo. Con la onceava espada en sus manos el par vuelve a Owari hablando de sus planes a futuro una vez terminen la búsqueda pero literalmente no hay pistola de Chéjov que no se dispare eventualmente...

Bajo de ordenes de la princesa Hitei, Togame como hija de un rebelde es considerada como un peligro innecesario ahora que tienen las doce espadas aberrantes en sus manos. Emonzaemon blandiendo al par de pistolas que conforman la espada Entō Jū hiere mortalmente a Togame y la deja morir frente a Shichika para que se digan sus ultimas palabras. Togame rebela en sus ultimos momentos su verdadera naturaleza, ella amo a Shichika pero en su meta de venganza sus propias emociones no podían influir, para ella todos sus actos han sido por la meta de venganza absoluta y se considera horrible por no poder abandonar esa parte de si misma que a sido su motivo para vivir por décadas por mas que incluya asesinar al hijo del asesino de su padre. Con sus ultimas fuerzas le da la orden de que en esta situación la olvide y siga su vida. Ante esta revelación de su trágico amor que jamas habría termina bien para ambos, aun si Shichika se asegura de decirle que el ama incluso la parte "horrible" de ella. Este es el momento en donde la treceava espada aberrante alcanza la perfección y al mismo tiempo se vuelve la antítesis de las otras doce, Shishika ya no es una espada humana que sigue las ordenes de otros, es un humano que abre su propio camino negando las ordenes de Togame.

Puede romper todas las espadas aberrantes.
El decide que debe y que no debe proteger.
Puede dejar que lo hieran.
No olvidara a Togame mientras viva.

Este es uno de los momentos que se graban en la memoria de todo aquel que vea Katanagatari, Shichika tras enterrar a su compañera y vistiendo como mementos sobre su ropa un mechón de cabello junto a el kimono como el cinturón de Togame teñidos de rojo por la sangre de esta, decide visitar el palacio del shogun en Owari donde el sabe que se encuentra Emonzaemon el único capaz de darle una muerte digna por combate. Sin limites y arrasando con todos los soldados del castillo para llamar la atención, eventualmente es invitado a la torre donde le espera un desafió. Los 11 guardias del Shogun portando las 11 espadas aberrantes están en su camino hacia Emonzaemon y la Entō Jū. Motivado por su dolor en un egoísta deseo de luchar y morir en manos de quien asesino a Togame, Shichika sin mayor esfuerzo destruye cada una de las espadas aberrantes a su paso borrando cada rastro del plan de Kiki, solo perdonando al usuario de Seitō Hakari que prácticamente abandona la inútil batalla y es dejado simplemente inconsciente. Solo Emonzaemon puede hacerle frente en una batalla donde las emociones de uno se enfrentan contra la fanática obediencia del otro en un duelo a muerte. Al final de la torre el débil shogun desespera al ver como se le acerca un enojado Shichika que desea terminar todo esto con un ultimo grito de "cheerio" mientras da un golpe que parte el castillo en dos.

Shichika destruye el plan de Kiki y todas las demás espadas dejando las muertes de sus poseedores previos como innecesarias, Togame muere dejando a medias todo lo que intento hacer, los Maniwas en su intento de sobrevivir desaparecieron totalmente y al amanecer del ultimo día el conflicto no tuvo un mayor sentido que vaya a ser recordado en la historia del mundo. Avaricia, deber, redención, camaradería, amor, victimas de las circunstancias, suicidas, ser construido para ello, justicia, ser recordado, etc, como una fabula que habla sobre los motivos por los que la gente hace algo tan inútil como luchar, también da un mensaje que aquellos que vivieron esa historia continuaran caminando al futuro cargando con los recuerdos y emociones de aquellos que cayeron en el camino de esta historia de espadas. 


Esta es una fabula tanto de espadas como humanidad, por lo mismo las 12 espadas aberrantes ejemplifican bastante de los mensajes en esta historia; especialmente el como Shikizaki Kiki intenta responder la pregunta sobre que es lo que haría una espada la más poderosa de entre todas y el proceso de entendimiento que esto conlleva. Iniciando con los elementos físicos, Zettō Kanna la primera espada representa un arma que no se rompe ni dobla sin importar la situación sin embargo en una larga batalla el cansancio del usuario podría ser fatal. La segunda espada es Zantō Namakura y representa un arma capaz de cortar cualquier material a gran velocidad pero comparte algunas debilidades con Kanna. La tercera es Sentō Tsurugi y en la forma de un set de mil espadas que funcionan como una sola, ofrece la ventaja de números para abrumar a su oponente. La cuarta es Hakutō Hari, una frágil katana de cristal que si es utilizada con la técnica adecuada y en manos de un espadachín perfecto podría partir la misma luna en dos. Zokutō Yoroi la quinta, es una armadura completa de diseño occidental capaz de reflejar o negar todo daño siendo así la mas defensiva de las 12 espadas aberrantes. La sexta es una espada de piedra bajo el nombre de Sōtō Kanazuchi, su rasgo particular es su peso que hace que sus golpes no puedan ser detenidos por ningún tipo convencional de defensa pero necesita estar en manos de alguien capaz de sostenerla.

Llegando a la mitad de estas armas podemos ver un patrón de pensamiento, las ideas tras cada espada son una cualidad física pero siempre dependen de que su usuario sea capaz de sacar lo mejor de ellas por lo que lo siguiente en la búsqueda de la espada perfecta lleva a trabajar en quien la empuña.

La séptima espada es Akutō Bita, una daga que otorga a su usuario algo similar a la inmortalidad, rejuveneciendo el cuerpo con tal de crear un espadachín que no conozca derrota al no poder morir. En el octavo puesto esta Bitō Kanzashi, una muñeca mecánica a energía solar armada para luchar por su cuenta representando el concepto de una espada que no depende de un espadachín para mostrar su valor. La novena espada es Ōtō Nokogiri, una espada de madera diseñada para calmar los impulsos de su usuario para que sea un paragón de lo honorable y justo. La décima espada es Seitō Hakari la hoja que solo corta a su usuario, siendo solo una funda sin espada en su interior esta representa la introspección necesaria para conocerse a uno mismo y que el conflicto carece de sentido. En un mundo ideal la justicia y el abandono del conflicto que entregan Nokogiri y Hakari seria moralmente la respuesta correcta, pero el mundo no es ideal y enfrentadas ante irracionalidad y violencia poco pueden hacer cuando el combate es inevitable. La onceava espada es Dokutō Mekki, una irregular espada de aura siniestra que representa una memoria que todavía persiste en la mente de los vivos conteniendo las memorias/alma de Shikizaki Kiki como una fuerza que influencia el actuar de quien sea que la use. Llegando a la doceava espada aberrante nos encontramos con Entō Jū, la cual resulta ser un par de pistolas que aparentemente no necesitan ser recargas y responde a la simple idea de un arma capaz de superar a Metal Gear cualquier otra arma de la época. Por ultimo tenemos a Kyotō Yasuri la treceava y ultima espada aberrante, el estilo de combate Kyōtōryu que lo convertía en una espada-humana forjado en las experiencias a lo largo del viaje han convertido a Shichika en un completo humano que conoce sus propios limites y habilidades, puede tomar sus propias decisiones y vivir con el resultado de ellas. Las armas no son más que accesorios, el verdadero secreto esta dentro del potencial de cada persona.


Nisio Isin es reconocido por ser un autor que juega constantemente con las expectativas de sus lectores sobre las ideas preconcebidas en la narrativa, y la fútil historia de esta recolección de espadas no es diferente. De los varios aspectos que dividen las opiniones sobre esta obra en particular, un tema constante es el como al final de todo el viaje de los protagonistas, las ambiciones de sus rivales e incluso el gran plan para cambiar la historia de Japón que movía los hilos tras todos los conflictos terminan por quedar en nada, careciendo de sentido en lo absoluto. No obstante eso a sido el mensaje todo este tiempo, desde el primer episodio al doceavo el combate nunca tuvo valor o sentido, el ciclo de venganza nunca tuvo valor o sentido y las muertes en camino igualmente carecieron de un valor real. Puede sonar nihilista pero al final del día la respuesta de que el conflicto carecía de valor era la correcta y las tragedias de muchos personajes sucedieron por que no fueron capaces de abandonar sus motivos o deseos que los llevaban en esa dirección. Sin embargo esta es no es una historia nihilista, aunque admite que el destino nunca tuvo valor, el viaje, las memorias y emociones vividas fueron reales, incluso cuando Togame admite que en su plan de venganza la muerte de Shichika era inevitable su amor por el era igualmente sincero tras todo lo vivido, dando un sentido trágico a su romance que nunca podría ser feliz. Katanagatari siempre a sido un relato gris, no tiene héroes que al final del día obtengan una victoria que marque sus nombres en los anales de la historia, pero sus personajes, sus sueños y ambiciones existieron e intentaron crear un futuro. La vida podrá carecer de sentido, pero avanzar hacia el futuro no.


Katanagatari no es una obra perfecta, pero al final del día eso no es lo que busca. Forjada en meta-ficción esta simple fábula es una espada de doble filo que puede mostrar un brillo de genialidad con sus ideas o la fragilidad de todas sus conveniencias argumentales, todo dependiendo de la valoración que le den manos de en quien caiga. Sus eternos diálogos y formulaica naturaleza hacen que esta sea una experiencia que se presenta a fuego lento templando a su espectador con uno que otro instante que admito se puede sentir aburrido en un primer visionado, pero si se conecta emocionalmente con sus personajes para cuando se llegue al final del viaje seguramente estén hechos pedazos. Si han disfrutado de series como Monogatari u otros trabajos de Nisio Isin esta es una recomendación más que obligada de mi parte, para el resto de la gente, denle una oportunidad para ver si es de su agrado como algo diferente a lo que usualmente se ve.

Sin más que decir, simplemente me despediré. Cheerio!.

4 comentarios:

  1. Algo que jamas olvidare de este anime fue la gran troleada del ep. 4
    Hasta el día de hoy lo recuerdo y me cuesta creerlo XD

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. No existe nada que te diga que este es un trabajo de Nisio Isin como ese momento, te dan hype por muchos momentos solo para que pase fuera de cámara.

      Borrar
    2. Cosa que lo agradezco porque me termino impresionando más el como desecharon por completo una pelea seguramente épica por "eso".

      Borrar
    3. A cambio de la pelea más épica en la industria del anime, nos dieron un vistazo al horror de ese episodio.

      Borrar