viernes, 24 de agosto de 2018

Reseña: Mawaru Penguindrum.


Aunque no es raro oír que a alguna obra se le etiquete como algo único o artístico por parte de sus mas aguerridos fanáticos, lo que si resulta inusual es encontrar una de estas obras que si viva a la altura de las expectaciones como para merecer completamente aquellos títulos junto a su estatus de serie de culto.
De entre los pocos ejemplos que se me ocurren para esta ultima categoría, Mawaru Penguidrum es uno de los que destaca ya que en su ambiciosa puesta en escena logra combinar de manera casi perfecta animación, historia y música para presentarse a si misma como algo totalmente diferente al resto de lo que encuentras en el medio del anime y luego cumple con ofrecer algo único.


En lo que se refiere a datos técnicos, Mawaru Penguindrum o simplemente llamado Penguindrum es un anime original del estudio Brain's Base. Dirigida por Kunihijo Ikuhara esta serie contó con un total de 24 episodios que se transmitieron originalmente durante julio y diciembre del año 2011, contando con un guión co-escrito entre Kunihiko Ikuhara y Takayo Ikami, You Yamada dirigio el sonido mientras Yukari Hashimoto se encargo de la composición musical.
La historia de manera posterior obtuvo adaptaciones tanto al formato de manga con 5 volúmenes ilustrados por Isuzu Shibata, como al de las novelas contando estas ultimas con un total de 3 volúmenes que poseían ilustraciones de Lily Hoshino. Ambas adaptaciones fueron escritas por Ikuhara.


La sinopsis de la serie es la siguiente:
Para los hermanos Takakura el destino es una ruleta que siempre se encuentra girando entre la alegría y la tristeza. Ya que desde que desaparecieron sus padres, Kanba y Shoma deben cuidar de su querida pero enfermiza hermana menor Himari como parte de su tranquilo día a día.
Sin embargo la vida les depara un trágico evento cuando mientras los tres hermanos visitaban un acuario para celebrar que Himari había logrado salir temporalmente del hospital, ella colapsa súbitamente al empeorar su enfermedad de un momento a otro.
No obstante en este cruel giro del azar a Kamba y Shoma se les ofrece una oportunidad de salvar la vida de Himari, ya que una extraña entidad con apariencia de sombrero que asemeja el rostro de un pingüino toma posesión de ella y les dice que si encuentran el Penguindrum podrán cambiar el destino de su hermana. Comenzando así la búsqueda que llevara a los hermanos Takakura junto a unos extraños pinguinos a enfrentar sus pasados y a otras personas que se han visto envueltos en el hilo de eventos.

*Aviso: Si no han visto aun Mawaru Penguidrum preferiría que vayan a hacerlo antes de seguir leyendo, que es una experiencia que se disfruta mucho mas si no sabes que esperar.


El destino es un tema que a interesado a la gente desde la antigüedad, formando parte de incontables obras reflejando la forma de pensar de sus autores y la época en donde surge. Menciono esto porque bajo una confusa primera impresión el segundo gran trabajo de Kunihiko Ikuhara decide a su manera tratar el tema del destino como el hilo rojo que enlaza todos los elementos del trabajo entre si, comedia y tragedia mueven a los personajes como marionetas que desconocen su propósito o si este existe en primer lugar, todo mientras viven con sus familias, aman o simplemente pasan su día a día en el surreal escenario que es su mundo.
El desarrollo de los personajes aunque abusa de los flashback es uno de los puntos fuertes de la serie. Ya que estos lo sepan o no han sido unidos por una enorme tragedia en su pasado y esa tragedia es una sombra de la cual no pueden ver una forma de escapar, sin embargo mientras avanzan siguiendo la historia cada uno llega a su propia respuesta para la pregunta de ¿que es el destino?, ¿estará escrito en piedra y es inalterable o es la promesa de que tras todo el trabajo para superar la tragedia habrá un final feliz?.
Ikuhara no obstante no esta buscando crear un debate o dar una respuesta sobre el conflicto entre existencialismo (voluntad) y determinismo (destino) sino que juega con las ideas, pero siempre dejando los elementos en el aire para que los espectadores piensen y lleguen a sus propias respuestas.

Doble H cual musa en obra griega,
están para sutilmente poner al tanto de ciertos elementos en cada episodio.

*El siguiente párrafo incluye serios spoilers y divagaciones mías, es su ultima advertencia para que vean el anime sin tener idea.

La historia en general no esta oculta, simplemente no se presenta de manera literal al espectador mediante diálogos o narración convencional por lo que entre las diferentes metáforas y simbolismos usando pinguinos, manzanas, trenes y demás elementos se puede volver una barrera de entrada para mas de una persona.
Hablando ya en detalle sobre algunos de los simbolismos mas importantes que esta serie ofrece, iniciamos con uno de los elementos mas omnipresentes a lo largo de la serie, los trenes.
Este medio de transporte no solo representa el como los personajes una vez entran se mueven del punto A al punto B siguiendo su destino sin poder volver atrás en el mismo vagon, sino que también representa la tragedia que une las vidas y futuros de todos los personajes importantes siendo el punto de partida de todos los conflictos del anime ya que un suceso de tal magnitud como un ataque terrorista es lo suficientemente impactante como para que muchas personas queden involucradas, siento esta tragedia curiosamente una referencia bastante directa a los ataques de gas sarin en el metro de Tokyo ocurridos en 1995 (razón por la que el numero 95 aparece constantemente a lo largo de la serie) perpetrado por el culto Aum Shinrikyo y considerado uno de los mayores ataques terroristas en Japón.
Por otro lado tenemos las manzanas que tienen un significado similar pero no del todo igual a la contra parte bíblica, son vistas como una fruta que da conocimiento y vida pero no necesariamente son un pecado. su rol en la historia es la una cura legendaria que el héroe obtendrá después de superar pruebas y sacrificios con tal de cumplir con su voluntad, es decir en gran representa la esperanza y la posibilidad de poder enfrentar el destino.
Por ultimo pero no menos importante, los siempre presentes pinguinos cumplen un rol en su mayoría de alivio cómico y juegos de palabras que solo funcionan en japones, sin embargo si miras mas allá de su apariencia adorable o cómica encontramos que son un reflejo del interior de los personajes principales, dando una capa mas de profundidad a sus acciones.
Hay muchos mas detalles pero eso seria para una eventual entrada aparte.


En una serie repleta de metáforas y simbolismos como lo es Mawaru Penguidrum no puede faltar un trabajo visual a la altura de lo que la ambiciosa historia quiere ofrecer, mezclando en sus escenarios y composición elementos de fantasía y realidad para ofrecer una de las estéticas mas surreales que puedo recordar. Al mismo tiempo que este anime no cae en ofrecer estética sobre sustancia, ya que la gran mayoría de los elementos por mas aleatorios que parezcan cumplen un rol a la hora de dar un mensaje.
Con una paleta de colores vibrantes que se permiten de manera natural pasar de las brillantes escenas de comedia a una mucho mas fría para el drama a personajes de facciones simples pero fáciles de reconocer en medio de un mundo repleto de detalles en los mas de inusuales lugares, estamos ante un anime que no desea quedarse en solo una estética pasando por animación tradicional, uso de cgi o incluso tomar apariencia de shojo antiguo según requiera la historia.
Cabe mencionar que al igual que otros trabajos de Ikuhara, Mawaru Penguidrum aprovecha de repetir secuencias y ciertas animaciones constantemente. Esto no es (necesariamente) para ahorrar presupuesto de la producción, sino que usa la misma repetición como un medio para reflejar la importancia de lo que sucede en esa escena o el tema que se esta representando dejándolo en la memoria del espectador.


En lo que respecta a la banda sonora de la serie estamos ante una obra que comprende a la perfección la facilidad que tiene la música para despertar las emociones de las personas de cada momento que se le presenta para usar su música en conjunto a la animación para construir las emociones que la surreal historia intenta reflejar, teniendo en su repertorio no solo temas orquestales sino que varios cover de temas de rock alternativo de finales de los 70 y mediados de los ochenta como por ejemplo ROCK OVER JAPAN que se roba el show en las escenas de anti-transformación y es una de las canciones mas pegadizas de todo el show o el tema totalmente opuesto Daddy's Shoes que aparece en cierto momento dando un tono mas emotivo de la serie, siendo ambos cover´s de la banda ARB que aportan una especie de sentimiento juvenil o rebelde al anime.
Es cierto muchos de estos temas se repiten, pero dependiendo el contexto lo que en episodios era asociado a momentos felices demuestra otra faceta amplificando el efecto de dichas escenas en el espectador.
Los temas de entrada para Mawaru Penguindrum son "Nornir (Noruniru)" y "Shounen yo Ware ni Kaere" ambos interpretados por la cantante Etsuko Yakushimaru, quien ofrece una interesante variación para lo que se suele esperar del J-pop. Mientras que por su parte tenemos una variedad de 9 temas de cierre que aparecen a lo largo de la serie, iniciando con "DEAR FUTURE" de la banda de rock alternativo coaltar of the deepers, para seguir con el Hai Iro no Suiyōbi o Gray Wednesday"Bad News Kuroi Yokan""Ikarechimattaze!!""HIDE and SEEK""Private Girl",  "Tamashii Kogashite, "Asa no Kageri no Naka de" y mi favorito personal "HEROES ~Eiyuutachi" siendo todos ellos cover's de la banda ARB interpretados por Triple H un grupo compuesto por 3 de las seiyus que dieron voz a personajes de la serie.


Se que llamar a un obra dentro del medio de entretenimiento simplemente como una experiencia que se debe vivir puede sonar un poco pedante, sin embargo esas palabras son lo que mejor describe ver como se desarrolla episodio en episodio.
Mawaru Penguidrum no es algo que pueda recomendar para todos ya que su temática y algunas escenas pueden impactar a personas que sean muy jóvenes o que todavía no tengan un criterio  propio formado. No obstante pese a que es una extraña serie que una vez finalizada de ver amas o no tienes idea alguna de que fue lo que viste, es algo que en mi opinión deben probar.
Pocos animes logran de manera tan diferente ofrecer un espectaculo mágico que te haga pasar de las risas a las lagrimas casi sin esfuerzo, ya que bajo todo lo surreal que cubre cada minuto del espectaculo hay una historia sobre emociones reales que puede conectar con el publico.
Si ya han visto Utena y tienen tiempo, denle un vistazo ya dudo que se arrepientan. Por otro lado si quieren acercarse a los trabajos de Ikuhara esta es una opción valida para ser el primer acercamiento.

10 comentarios:

  1. Linda reseña. Al menos este es mi anime favorito y tu comentarios son muy acertados e invitan a verla. Claro que no es solo un anime bonito, se esfuerza que cada momento tenga un significado.
    Sobre la música, siempre veo hablar de los op y ending, que en esta serie son preciosos y se usan a favor de la misma, sin hablar de Rock Over Japan, pero me falto alguna mención al menos a The Children of Fate, que es como el tema central donde se yergue toda la banda sonora
    https://soundcloud.com/isearmalware/mawaru-penguindrum-volume-1-ost-1-the-children-of-fate

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Ese tema es una genialidad, pero aveces hay sorpresas que uno no quiere arruinar.

      Borrar
  2. Wow! Pues no he visto nada de Ikuhara y esta entrada me han dado muchas ganas de ponerme con ello. Thanks!

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Utena y Mawaru Penguidrum son cosas que merecen ser vistas.

      Borrar
  3. Mi anime favorito del señor ikuhara, buena reseña.

    ResponderBorrar
  4. Que buena reseña y por cierto Coaltar Of The Deepers es una banda buena escucha Come Over To The Depend, Penguin ep y Yukari Telepath son mis Albunes favoritos

    ResponderBorrar
  5. Mawaru Penguidrum es uno de mis animes favoritos lo vi no hace mucho y me re engancho.
    Lo que me falta ver es Utena que parece muy bueno tambien.

    ResponderBorrar